La Justicia homologó un acuerdo abreviado y condenó a Gustavo Ezequiel Veliz por el crimen de un carrero, ocurrido a fines de 2015.


Fue condenado a tan solo 12 años de prisión efectiva un sujeto acusado de haber secuestrado y torturado a un grupo de personas, y de haber asesinado a una de ellas. Fue a través de un procedimiento abreviado.

Los Jueces de Primera Instancias Gustavo Pérez de Urrechu, Hebe Marcogliese y Silvia Castelli homologaron el procedimiento abreviado presentado por la Fiscalía y aceptado por la Defensa condenando a Gustavo Ezequiel Veliz de 25 años a la pena única de 12 años de prisión efectiva por los delitos de Homicidio agravado por uso de arma de fuego, Privación ilegitima de la libertad agravada; Lesiones leves y Portación ilegitima de arma de fuego de uso civil en carácter de coautor y en concurso real.

La fiscal Marisol Fabbro, de la Unidad de Homicidios Dolosos, le había imputado el hecho ocurrido el 20 de diciembre de 2015 entre las 11 y 16:30 en Uriburu y Avellaneda. Junto a al menos otros tres delincuentes, Gustavo Ezequiel Veliz privó de la libertad a un grupo de personas, a las que golpeó y ocasionó quemaduras con el fin de obtener la ubicación de otra persona.

Tras dejarlas retenidos dos horas, los liberaron y efectuaron disparos de arma de fuego con la intención de matarlos ocasionando la muerte de Pedro Antonio Barboza (un carrero, ex convicto) y lesiones leves a las otras víctimas. El imputado había sido aprehendido el 14 de marzo de 2017 tras un allanamiento en su domicilio.




Comentarios