Martín Narváez fue detenido junto a otros dos sospechosos que engañaron al empleado a cargo de llevar el botín.


Un policía rosarino quedó bajo prisión preventiva por robo este viernes al cabo de la audiencia en la que fue imputado junto con dos supuestos cómplices civiles. Martín Narváez había sido detenido dos días antes como parte de un plan para sustraer dos millones de pesos de la Mutual de Empleados del Jockey Club.

El uniformado fue señalado como partícipe primario tras comprobar que los ladrones habían utilizado ropa de la fuerza para simular el control de tránsito en el que interceptaron a la víctima. Además de prestarle las prendas a los delincuentes, los investigadores creen que el acusado también participó del asalto el mediodía del miércoles 21 de agosto en Pichincha.

El efectivo trabajaba en la Subcomisaría 22° y pasó a disponibilidad luego de la denuncia que investiga la fiscal Paola Aguirre. Además del robo agravado por ser cometido en poblado y en banda, la funcionaria le atribuyó el delito de incumplimiento de deberes de funcionario público. Según informó El Ciudadano, ya había sido imputado con esta última calificación y por defraudación en relación a otro episodio.

Narváez tiene 41 años y pasó 14 dentro de la policía hasta que fue arrestado como presunto partícipe primario en relación al hecho que busca esclarecer el Ministerio Público de la Acusación (MPA). A la hora de reconstruir lo ocurrido en la esquina de Tucumán y Riccheri, la Fiscalía estableció que sus cómplices fueron Román R. y Agustín V. (38) y que los tres lograron engañar a un empleado de la mutual de empleados del Jockey. Allí lo amenazaron a punta de pistola y le arrebataron el maletín en el que llevaba el efectivo junto con cheques y documentación.




Comentarios