El anciano estaba alojado en el Hogar Español junto a su mujer Hilda. Se hicieron tristemente célebres por haber sido dejados en una mesa de café.


El caso tomó relevancia nacional. Un video registrado por una cámara de seguridad mostraba cómo dos ancianos, Hilda y Hugo González, eran abandonados por uno de sus hijos en un bar ubicado en el macrocentro de Rosario. Si bien ya desde hace varios meses la pareja estaba alojada en el Hogar Español, en las últimas horas se supo que Hugo falleció luego de no poder recuperarse de una fractura de cadera.

La triste novedad fue compartida en las redes por Juan Pablo Rodríguez, el hombre que ofreció llevarlos a vivir a Córdoba cuando se enteró de la historia del abandono. La confirmación del deceso llegó del propio establecimiento donde estaban alojados. Hugo falleció el 20 de octubre, el Día de la Madre. Se quebró la cadera y no pudo recuperarse”, indicaron a Vía Rosario.

Hugo e Hilda son una pareja de ancianos cuyo hijo los abandonó en un bar de Rosario. (@de12a14)

Hugo vivió 93 años y en los últimos meses debió afrontar la tristeza de perder su casa. Precisamente el día en que fue dejado en el bar por uno de sus hijos acababan de desalojar su vivienda. Fue Raúl, otro de los hijos, quien los cobijó un tiempo en su propiedad luego de que cobró trascendencia el video del abandono, hasta que pudieron ubicarlos en el Hogar Español.

Juan Pablo Rodríguez incluso llegó hacer gestiones para que Hilda y Hugo pudieran conocer las sierras cordobesas. Algo que finalmente no llegó a concretarse.

Juan Pablo Rodríguez, de la Fundación Un Tatuaje por una Sonrisa, visitó a los abuelos rosarinos que fueron abandonados.

“Se venía manejando con bastón porque no le gustaba usar andador. Lo cierto es que terminado el almuerzo en el comedor, se quiso levantar para ir a buscar a su mujer a la habitación y allí es donde se cayó al suelo, con tanta mala suerte que se quebró la cadera”, había confirmado oportunamente Graciela Alabern, directora del Hogar Español.

A pesar de la pérdida de su compañero, Hilda está bien. “Raúl, uno de los hijos, la visita recurrentemente. Ella se encuentra en buen estado”, sumaron desde el establecimiento.




Comentarios