A 72 horas del estremecedor asesinato de Emanuel Sandoval y otros dos jóvenes en la zona norte rosarina, la Policía de Investigaciones (PDI) inspeccionó nuevamente la escena del triple crimen. Fuentes judiciales informaron este lunes que también declaró el muchacho que alquilaba la vivienda en la que emboscaron a "Ema Pimpi" y sus amigos.

Desde el Ministerio Público de la Acusación (MPA) aclararon que el procedimiento en Pago Largo 654 apuntaba a medidas complementarias en el marco de la investigación a cargo del fiscal Adrián Spelta. Sin embargo, la intervención contó con una fuerte custodia de las fuerzas provinciales en La Florida mientras se realizaban croquis y se tomaban fotografías.

El despliegue fue el tercero desde la brutal ejecución que el viernes dejó tres víctimas fatales y un muchacho internado en grave estado en el Hospital Provincial. Rocío Genovese, la chica de 22 años que estaba en la planta alta del inmueble, murió al día siguiente en el Hospital de Emergencias Clemente Álvarez (Heca).

El domingo los investigadores también allanaron el domicilio del inquilino que alquilaba la vivienda perteneciente al juez Oscar Puccinelli. Además de secuestrar celulares y computadoras en Sorrento al 900, a Matías L. lo citaron como testigo en busca de esclarecer el triple homicidio que abrió interrogantes sobre la actividad de bandas narcocriminales en la ciudad a partir de los presuntos vínculos de Sandoval con Esteban Lindor Alvarado.