La rotura de un caño maestro de agua puso en remojo los pies de los transeúntes que pasaban por Córdoba y Entre Ríos. No hay afectación en el servicio y calculan que el daño será subsanado durante la tarde.

El inconveniente se registró este miércoles al mediodía y sorprendió a todos los que circulaban por allí al ver cómo se inundaba ña peatonal.

Personal técnico de Aguas Santafesinas (Assa) trabajaba para detectar el lugar exacto de la rotura de un caño de 200 milímetros de diámetro para colocarle una abrazadera. De poder solucionarse de esta manera el problema estaría resulto en el transcurso de la tarde.

"No hay afectación de servicio. Ningún usuario de la peatonal está sin agua potable. El único trastorno lo genera el agua que surge de esa cañería averiada. Se va a trabajar para resolver el problema en lo posible en el día de hoy", sostuvo el director de Comunicaciones de la empresa, Guillermo Lanfranco.