El secretario de Seguridad Pública precisó que desde Provincia "no hay inconvenientes" para la vuelta de los visitantes.


El secretario de Seguridad Deportiva de la provincia, Diego Maio, no descartó que el próximo clásico Central-Newell’s, a disputarse en el Gigante de Arroyito, pueda jugarse con la presencia de la hinchada visitante y dejó en manos de los clubes la decisión.

Claro que el funcionario aclaró que para que eso se manterialice deberían ceder una parte de sus instalaciones para recibir a sus tradicionales rivales.

El próximo clásico entre los clubes más importantes de la ciudad se disputará el 15 de septiembre en el estadio canalla. La última vez que se vieron las caras fue el 10 de febrero de este año en el Coloso Marcelo Bielsa. El encuentro terminó 0 a 0.

Maio recordó la posición de Provincia, quien no pone trabas para la presencia de público visitante en el partido lugareño. “El gobernador dijo entonces que la provincia estaba en condiciones de hacer el partido con las dos hinchadas”, sostuvo en LT8.

Sin embargo aclaró que a quien le toque ser local “tiene que ceder un espacio al visitante. Y difícilmente alguno de los dos clubes autorizaría una cosa así porque irían en contra de sus hinchas. Tanto Newell’s como Central, y más en un partido clásico, llenan sus estadios con su gente”.

Maio estimó que los dirigentes de los clubes priorizarán al socio por sobre la hinchada visitante. “Sería quitarle espacio al socio para dárselo al rival de siempre. Es difícil que se logre una decisión como esa”, reconoció.

De todas maneras, el funcionario expresó que si los clubes llegaran a un acuerdo “se evaluaría y no habría inconvenientes” de celebrar el partido con las dos hinchadas.

“Hay que evaluar la situación en particular y la del momento en que se juegue el partido. Fuera de eso no veo porqué no se pueda hacer”, cerró.





Comentarios