Alejandro Ocampo tenía prohibido manejar hasta 2021 por la muerte de un nene de 9 años en 2015.


La Cámara de Apelaciones en lo Penal revisará este martes la resolución por la que fue liberado un automovilista que protagonizó un segundo choque fatal a pesar de que estaba inhabilitado para manejar por un hecho previo.

La Asociación Compromiso Vial reclamó que el juez Guillermo Llaudet disponga la prisión preventiva del conductor por el siniestro ocurrido en Ovidio Lagos y Lamadrid a principios de abril. Allí Sergio Rubén Morán falleció luego de ser embestido por un Chevrolet Corsa.

A pesar de que tenía una prohibición vigente hasta 2021 para ponerse al volante, Alejandro Ocampo iba a bordo del segundo vehículo esa tarde. La fiscal Valeria Piazza Iglesias lo imputó por homicidio culposo y quebrantamiento de pena, pero el juez Facundo Becerra decidió dejarlo en libertad tras el pago de una fianza de cinco mil pesos.

La decisión fue objetada por el Ministerio Público de la Acusación (MPA) y ahora la cuestión será analizada en segunda instancia. Sobre las medidas alternativas vigentes, la ONG consideró que el estado actual de la causa “es aberrante, bochornoso e indignante”. De esta manera enfatizó que el automovilista ya había sido condenado en 2015 por otro siniestro en el que murió un nene de 9 años.




Comentarios