La flamante presidente del Colegio Profesional Inmobiliario de Córdoba, detalló las principales denuncias que reciben en el sector inmobiliario y aconsejó realizar toda operación de alquiler o venta de inmuebles, sólo con profesionales matriculados.


Desde 2019 preside el Colegio Profesional Inmobiliario -CPI- Virginia Manzotti, primera mujer en ocupar el cargo, quien a su vez integra el triunvirato de gobierno del Consejo Federal de Colegios Inmobiliarios del país -COFECI-: “Mi vida está marcada por desafíos, por lo cual creo haber puesto mis ideas y mi forma de trabajo en el sector para colaborar con el CPI”, declaró la máxima autoridad provincial del sector inmobiliario, oriunda de Villa del Rosario.

En diálogo con Virginia, afirmó que “nos enfrentamos a denuncias por estafas producidas por pseudoinmobiliarios que no poseen la matrícula CPI”, lo cual genera múltiples inconvenientes. Por eso aconsejó realizar operaciones inmobiliarias, sean alquileres o compra-venta de inmuebles, a través de profesionales matriculados, de esa manera, el Colegio puede actuar realizando juicios penales.

Virginia Manzotti – Presidente CPI

En zonas turísticas, este año se implementó el programa Turista Cuidado, señalando los problemas que puede acarrear alquilar en la vía pública: “Es muy importante que la ciudadanía tenga conocimiento que debe realizar sus operaciones sólo con matriculados CPI, para que en caso de irregularidades pueda acudir y denunciar en el Colegio la problemática que tuvo y nosotros poder actuar”, enfatizó.

Con delegaciones y subdelegaciones en las principales ciudades del interior provincial, el CPI ya tiene presencia en Villa Carlos Paz, Río Cuarto, Villa María, Río Tercero, Alta Gracia, Jesús María, Traslasierra y Arroyito, entre otros, el objetivo es seguir inaugurando nuevos centros de atención para que el CPI esté más cerca de los vecinos, evitando que tengan que trasladarse hasta Córdoba Capital.

Respecto de la subdelegación Arroyito, Manzotti destacó el crecimiento que ha tenido, logrando un posicionamiento muy importante con gran interrelación con todas las situaciones de la zona; donde se realizaron capacitaciones y se prevén nuevos encuentros para 2020.

La presidente de CPI, también hizo mención a la nueva ley de alquileres, señalando que “tenemos una posición clara al respecto”, y recordó que “cada vez que se quiso cambiar la Ley trajo inconvenientes enormes en el mercado”.

Manzotti reconoció que la rentabilidad de los propietarios está en una baja histórica, “no llega al 1.7 por ciento”, por lo cual estimó que si la Ley se aprobara “seguramente la ciudadanía dejaría de comprar inmuebles para ponerlos en alquiler, ocasionando menos oferta y más demanda por lo que los alquileres subirían”.

Continuando con el análisis, la profesional destacó que el índice propuesto en alquileres está basado en la inflación y graficó: “Si consideramos la inflación del año pasado, los alquileres deberían subir un 53 por ciento, pero los alquileres no aumentan más del 30 por ciento”

La presidente del CPI afirmó que están dispuestos a sentarse a dialogar pero consideró que “la Ley debería ser la que es”, manifestando su desacuerdo con el nuevo proyecto, pero sumando la iniciativa de trabajar con las asociaciones de inquilinos para acordar que se denuncien las irregularidades y los abusos en el Colegio Profesional y en defensa del consumidor.




Comentarios