El intendente de Luque, salió al cruce de la denuncia realizada por Isabella Rebaudengo ante el temor de que en caso de resultar favorecido el número en el sorteo no se rindiera a la Municipalidad.


“Todo el mundo me conoce en Luque, y no he pasado nunca ni por el frente de una quiniela o lotería ni juegos de azar”, se defendió el mandatario municipal, Lucas Valiente, y explicó que “el 9 de diciembre se adquirió el número, se pasó por las arcas de la Municipalidad, y recién se rindió el 6 de enero debido al dislay del cambio de autoridades, fin de año y demás. Pero este intendente no tuvo la intención de esperar el sorteo para luego rendir el número, por eso he decidido -para dejar tranquila a la tribunal de cuentas de la minoría-, reponer el dinero de mis arcas personales para que esto quede saldado”.

Valiente disparó: “Claramente es una intención maliciosa de querer pensar que yo he esperado un sorteo de un número de rifa para poder pasarlo luego al Tribunal”.

El mandatario reconoció que se compró el billete del Gordo de Navidad “como se compran montones de rifas de instituciones y de otras localidades, que se hacen como cortesías habitualmente entre los municipios de la zona”. También recordó que el Municipio resultó ganador de la rifa de Villa del Rosario, al igual que la Municipalidad de Villa del Rosario ganó un auto 0 kilómetro de la rifa de la Fiesta Piemontesa.

“La interpretación de esta vocal no se entiende. La verdad que duele que se piense que si el número salía el intendente se hubiese quedado con el dinero, y como no salió favorecido se pasó a las arcas municipales. Me preocupa la interpretación de la vocal porque la Municipalidad siempre suele hacer estas cortesías con rifas de otras instituciones de nuestro pueblo y en festivales de otras localidades”, expresó el intendente.




Comentarios