Los trabajadores de las fábricas electrónicas de Río Grande cobrarán el sueldo completo de marzo y el 70% del de abril, aunque sin los aportes patronales, si prospera el principio de acuerdo al que arribaron integrantes de la Unión Obrera Metalúrgica (UOM) de la ciudad y representantes de la cámara empresaria del sector.

Fabricas Río Grande - negociación por los sueldos.

La novedad fue confirmada este miércoles en declaraciones oficiales por el Ministro de Trabajo y Empleo de la provincia, Marcelo Romero, luego de la última reunión que mantuvieron las partes el martes, en una mesa de negociación propiciada por las autoridades fueguinas.

Romero dijo que el acuerdo, plasmado en un acta, contempla que el 30 % de los salarios descontados en marzo "va a ser reintegrado", aunque "el período que va desde el 17 al 31 de marzo se abonará sin aportes patronales ni contribuciones", señaló.

El pago será parcial y hay novedades en algunos casos.

Por su parte, en relación al sueldo de abril, las partes acordaron "el pago del 70% del salario de bolsillo sin aportes ni contribuciones", mientras que "en todos los casos, tanto en marzo como abril, se realizará el aporte de obra social", aclaró el ministro.

Otro aspecto de las tratativas comprende que a partir del momento en que se comience a retomar la producción, con las restricciones que impongan las normativas y las autoridades sanitarias, "aquellos trabajadores que vuelvan a la actividad cobrarán normalmente el 100% de bolsillo y se harán los aportes y contribuciones correspondientes, mientras que aquellos que todavía deban permanecer en sus casas (por pertenecer a grupos de riesgo) cobrarán el 100% de bolsillo y no se les realizarán aportes y contribuciones", precisó Romero.

Fabricas Río Grande

Si bien el acuerdo cuenta con el aval de la UOM de Río Grande y la Asociación de Fábricas Argentinas Terminales Electrónicas (AFARTE), voceros del gobierno fueguino aclararon que aún resta que sea suscripto por los directivos nacionales del sindicato y homologado por la Cartera de Trabajo de la Nación.

Además, resta saber qué ocurrirá con el gremio de los supervisores de fábrica (Asimra) que hasta el momento no aceptan los términos de la negociación.

Las fábricas se vieron perjudicadas por la pandemia de COVID 19 y los empleados recibirán sus sueldos con novedades.

El panorama de las industrias fueguinas, amparadas por un régimen de promoción industrial y principales empleadoras privadas de Tierra del Fuego, se agravó con la paralización de actividades producto de la pandemia de Covid19.

La gestión del gobernador Gustavo Melella anunció que trabaja en la posible autorización de protocolos sanitarios que permitirían el retorno de algunas actividades económicas, entre ellas el comercio y las fábricas, pero siempre a resultas de que ello cuente con el aval del gobierno nacional.

Se analiza la posibilidad que algunas fábricas abran sus puertas para realizar una producción específica.

Una de las posibilidades que se analiza en forma conjunta es que las empresas electrónicas puedan producir respiradores, necesarios durante la crisis sanitaria, y que las fábricas textiles produzcan barbijos, aunque ambas chances todavía no fueron confirmadas oficialmente.