Un grupo de egresados del colegio Fasta Inmaculada Concepción, de San Francisco, se quedó sin fiesta de egresados por la pandemia de coronavirus. Pero, en compensación, decidió donar el dinero que habían juntado para el salón a los bomberos de la localidad.

//Mirá también: Proponen sistema de padrinazgos para ofrecer duchas solidarias en Córdoba

La decisión fue ejecutada por el grupo de padres de los egresados de las especialidades de Ciencias Naturales y Ciencias Sociales.

“Gestos como estos hace que nuestra institución pueda continuar adelante pese a las adversidades”, detallaron los bomberos en el Facebook, agradeciendo la iniciativa de los alumnos y sus padres.