Increíblemente y a medida que pasa el tiempo se siguen sumando situaciones insólitas y peligrosas que involucran a Ignacio Martín, el falso médico que trabajó como voluntario para el Centro de Operaciones de Emergencia (COE). En esta ocasión se conoció que a un paciente le indicó que fumara marihuana.

El damnificado fue Sebastián Moyano, un vecino del barrio Buena Vista de Río Cuarto, quien consultó al supuesto médico porque presentaba dificultades para respirar y la respuesta del ahora detenido fue la de que fumara marihuana.

Moyano se contagió en septiembre y se quedó aislado, solo en su domicilio. Relató que un día sintió que no podía respirar, “como si tuviera un camión arriba del pecho”, por eso llamó al 0800 del Centro de Operaciones de Emergencia. Momentos después, llegó Martín en una ambulancia a su casa y le puso una inyección que supuestamente lo ayudó a respirar mejor.

Moyano no sabe qué le inyectó el médico trucho. Dijo que Martín le dejó su número de teléfono y lo siguió atendiendo por WhatsApp. Horas después, cuando volvió a sentir falta de aire, el médico falso le dijo que tomara “Arplac, Clonazepan o un porro para que pudiera respirar mejor”.

“Yo de médico no sé nada, pero me llamó mucho la atención que me dijera que fumara un porro. Le dije, mirá que yo tengo cuatro hijos amigo, y no me quiero morir con el humo, que se me cierren más los pulmones o me dé un paro. Pero me dice: ´no, fumá tranquilo que eso al pulmón lo lubrica, lo fortalece, vas a respirar mejor´”, testimonió Moyano a Telediario, de Canal 13.

El hombre estuvo con coronavirus en momentos en que el sistema de salud estuvo a punto de colapsar Río Cuarto. Martín tenía a su cargo el Centro de Operaciones Tácticas y era quien debía encontrar lugar para internar a los pacientes en riesgo, de la ciudad y región.