La Justicia de Córdoba ordenó en las últimas horas que un bebé vuelva a tener contacto con su padre a través de su abuela materna. El hombre había perdido el vínculo con su hijo tras separarse de su ahora expareja con quien tiene orden de restricción por un caso de violencia familiar que se investiga.

La medida fue tomada e informada por el Juzgado en lo Civil, Comercial, Conciliación y Familia de la ciudad de Huinca Renancó, donde viven los implicados en el fallo. El juez Lucas Ramiro Funes aclaró que las medidas dispuestas por el tribunal con competencia en violencia familiar deben respetarse y que cuando finalice el primer mes del régimen comunicacional, los involucrados deberán informar al juzgado cómo se desarrolló para considerar futuros cambios.

En este sentido, el letrado consideró que la “tutela anticipada” es una resolución urgente que no debe ser postergada hasta el tiempo del dictado de la sentencia definitiva de la causa por violencia que se encuentra abierta. En el dictamen, el magistrado estableció también que el padre debe pagar en favor del niño una cuota alimentaria equivalente a un Salario Mínimo Vital y Móvil.

En el escrito oficial, el juez Funes dedicó un apartado para los padres de la criatura. “El esfuerzo que hoy emprendan, será en pos de alcanzar -en el futuro- una mayor y mejor relación entre ambos; toda vez que esta tiene inmediata y directa repercusión e incidencia en el hijo de ustedes. No es de mi intención ni agrado imponer sanción alguna, permítanme confiar en ustedes en que cumplirán con lo aquí ordenado”, aseveró.