Daniel Lacase, ex vocero y amigo de Marcelo Macarrón, fue denunciado por una ex empleada que lo acusó de haberla violado mientras “le apuntaba con una pistola en la cabeza”. El hecho habría sido denunciado a finales de los 90, pero todo quedó archivado.

El abogado volvió a la escena mediática después de declarar en el juicio por la muerte de Nora Dalmasso; ese fue el disparador para que la mujer hiciera público lo que le pasó cuando trabajaba como empleada doméstica de Lacase.

El testimonio de la acusación fue difundido por Puntal, y la víctima asegura que todo ocurrió en la casa de su jefe en barrio Villa Golf de Río Cuarto. Detalla que ese día, en la casa de los Lacase, sólo estaba el abogado y ella, que limpiaba uno de los baños. En ese lugar fue que el ex representante de Macarrón la manoseó.

Cuando intentó salir del lugar, Daniel Lacase le impidió el paso. “Me interceptó y me siguió manoseando. Me amenazó, me puso el arma en la cabeza y me violó”, contó la mujer. Y agregó: “Pasaron muchos años de dolor, de no poder sacarme esto de la cabeza”.

Asegura que tras terminar su turno, escapó de la casa. “Me dijo que si hablaba iba a aparecer suicidada. Y que iba a matar a toda mi familia con la misma pistola”,detalla.

Una denuncia archivada

La mujer recordó que, cuando llegó a su casa, le contó a su marido y juntos fueron a hacer la denuncia policial a la comisaría de Abilene. “¿Está segura que lo quiere denunciar a Lacase?”, le dijeron en el destacamento. “Yo estaba con la misma ropa que tenía cuando me violó. Incluso me había saltado el botón del pantalón”, recuerda.

Lo que más le sorprendió fue que tras hacer la denuncia, recibió el llamado del abogado Armando Carbonetti, que le decía: “Soy el doctor Carbonetti. Necesito hablar con vos. Quiero que levantes la denuncia. El dinero que vos necesites, lo vas a tener”; según cuenta.

Decidida a seguir con la denuncia, a los días le llegó la citación para ir a tribunales. “El fiscal me trató muy mal. Me preguntó hacía cuánto tiempo había tenido relaciones sexuales con mi marido. Me dijo que el médico policial no había podido comprobar la violación porque yo era una mujer mayor y tenía la vagina muy grande”, expone y asegura que todo quedó archivado.