Este jueves hubo relevantes novedades en el seno de un nuevo escándalo en Río Cuarto, en el caso de una enfermera acusada de quedarse con una dosis de las vacunas contra el coronavirus, ya que su abogado defensor acusa que hay más casos que investigar y pide el allanamiento de la propia Municipalidad.

Mirá también: acusan a la enfermera por robar una Sputnik.

Es el pedido formal que realiza Ignacio Fernández Sardina, abogado de la enfermera denunciada, que reclama el procedimiento y otras medidas probatorias ya que aseguran que hubo otros casos de aplicaciones de vacunas por fuera del protocolo.

En esos pasos, el abogado realizó una presentación en la Fiscalía de Pablo Jávega, pidiendo un orden de allanamiento al Palacio Municipal de Río Cuarto, en busca de eventual documentación relacionada con el operativo de vacunación y que se entreguen las listas con las personas vacunadas.

La enfermera es investigada porque se la acusa de haberse quedado con una dosis de Sputnik, para aplicarla luego a su novio.

En su defensa, la enfermera afirmó en declaraciones a diario Puntal que hubo otras personas vacunadas de manera irregular y apuntó a “secretarios de secretarios y esposos de funcionarias”, que no cumplían con los requisitos ni estaban en el listado oficial.

“Se hace saber al señor fiscal de Instrucción que esta parte tiene graves sospechas de que autoridades municipales podrían intentar ocultar esta documentación para evadir eventuales responsabilidades”, sostuvo el abogado en su escrito.