En el marco de la investigación sobre el accidente fatal ocurrido el pasado 18 de julio en la Ruta 30 a la altura de Río Cuarto, el fiscal a cargo Daniel Miralles confirmó que el conductor del vehículo que se despistó estaba alcoholizado. El joven Agustín Mantaras (33 años), una de las cuatro víctima fatales, tenía 2,09 gramos de alcohol en sangre.

//Mirá también: Accidente fatal en la Ruta 7: un camión aplastó a un hombre de 30 años

Mantaras conducía un Mercedes Benz que se despistó de la ruta y voló unos 50 metros dando tumbos hasta terminar totalmente destrozado. El motor del vehículo salió despedido y habría pasado por encima de los techos de una construcción.

En el auto viajaban también Amparo Villegas (24), Julieta Casella (30) y Norberto Giordano (35), quienes fallecieron en el accidente. Trascendió que los cuatro jóvenes volvían de una cena y se dirigían al country San Esteban.

//Mirá también: Otro accidente fatal en rutas de Córdoba

En principio, el siniestro se produjo “sin la intervención de otros vehículos ni obstáculos vivos o inanimados – semovientes, canes, árboles u objetos sobre la carpeta asfáltica”. El peritaje se apoyó en las cámaras ubicadas en Ruta A 005 y Ruta 30, y en grabaciones aportadas por la propietaria de un patio de comidas ubicado en proximidades del lugar.