La Policía Ambiental llegó al lugar por una denuncia y se aplicará multa a los propietarios de un campo.


Una denuncia anónima permitió a la Policía Ambiental de Córdoba encontrarse con un canal clandestino de dos kilómetros de extensión, en un campo ubicado entre Italó y Onagoity, en el departamento General Roca, esta semana.

El canal atravesaba un campo que fue clausurado y cuyos dueños recibirán una multa ya que la obra no tenía autorización de las autoridades provinciales.

Al respecto, el director de Policía Ambiental de Córdoba, Adrián Rinaudo, contó que “recibimos una denuncia. Fuimos al lugar y nos encontramos con una obra no terminada, no había nadie en el lugar. Se procedió a labrar el acta correspondiente y paralizar los trabajos. Ahora se está haciendo el cruzamiento de datos con Catastro para ver si hay productores afectados”, sostuvo en diálogo con Puntal, este jueves.

Finalmente, el funcionario explicó que “como primera medida se impuso un cese preventivo y precautorio hasta que exhiba las autorizaciones correspondientes para hacer esa obra”, dijo al tiempo que comentó que no han identificado todavía al dueño del predio clausurado.


En esta nota:

Campo Policiales


Comentarios