Mario Ruiz Díaz fue condenado por el crimen que sacudió a Huinca Renancó, en 2018.


A través de un juicio con jurado popular, Mario Ruiz Díaz fue condenado a perpetua, por el homicidio calificado y tentativa de abuso sexual contra su prima Karina Abba, hecho ocurrido en 2018.

El juicio se desarrolló en la Cámara Primera del Crimen de Río Cuarto, con un tribunal integrado por ocho jurados populares y jueces técnicos que aplicaron la máxima condena prevista, tal como la había pedido en el estrado la madre de la víctima.

En la jornada del jueves y por medio de la videollamda, Mario Ruíz Díaz, de 42 años, desde la cárcel de Bouwer admitió finalmente el hecho aunque ya las pruebas en su contra eran más que contundentes, según se desprendió de la investigación.

Un video de una cámara de seguridad y su ADN hallado bajo las uñas de Karina, que probaron que ella fue atacada por él e intentó defenderse fueron algunos de las pruebas inequívocas de su culpabilidad.

Tras seis de días de búsqueda, el cuerpo de Karina, de tan sólo 17 años, fue hallado cubierto de ramas, en un campo de Huinca Renancó.

La adolescente fue vista por última vez la noche del 4 de noviembre de 2018, cuando el autor de su muerte las llevaba a ella y dos amigas suyas en su camioneta Chevrolet.

Tras el hecho, el hombre se dio a la fuga sabiendo que la Policía iba tras sus pasos ya que todos los testimonios coincidían en que Karina se había quedo sola con él, en el auto, tras dejar a las amigas en sus casas.

En su alegato, Ruíz Díaz dijo que actuó bajo el efecto de las drogas, pero no fue considerado un atenuante y su condena fue la máxima que prevé el Código.




Comentarios