Ayer alrededor de las 10:30 hs., el reconocido ginecólogo, Dr. Juan Diego Morgan de 46 años, agredió violentamente en las afueras de su consultorio a un mujer de 43 años. El hecho fue capado por cámaras de seguridad de la zona y rápidamente se viralizaron, en ellas se podía ver como el doctor estaba persiguiendo a una mujer, quien sería su expareja, y al alcanzarla en medio de la calle le pegó una patada en la pierna. La mujer cayó al suelo, y cuando pudo incorporarse, el hombre repitió la acción.

La detención del hombre se produjo el martes por la tarde, cuando la policía lo capturó en la misma clínica ubicada en la calle Córdoba al 700, a metros del lugar del hecho, por disposición del fiscal de género Jorge Cáceres Olivera.

En declaraciones radiales de hoy, el fiscal Cáceres Olivera explicó que a raíz de las filmaciones “se ordenó la aprehensión del Dr. Morgan”, que se concretó en horas de la noche de ayer martes. Posteriormente, se le notificó de las actuaciones judiciales y se le otorgó una restricción de acercamiento a la denunciante. No obstante, el ginecólogo sigue en libertad y declararía como imputado en las próximas horas.

“Según la información que manejamos inicialmente, entre ambos había una relación amorosa”, agregó Cáceres Olivera. Y explicó que de acuerdo a las investigaciones realizadas al momento “se habría producido un altercado afuera del consultorio del Dr. Morgan y a raíz de esta discusión, por los dichos del imputado, la femenina habría dañado su vehículo y esto habría agravado su reacción”. Aún no se tiene conocimiento sobre agresiones previas, añadió el fiscal.

Los argumentos que se utilizaron para otorgarle la libertad se basan en que ya se encontraron las pruebas y se constataron las lesiones y las denuncias realizadas. Ante esto, según Cáceres Olivera, no hay elementos que indiquen riesgo de fuga o entorpecimiento de la causa.

Testimonio de la agredida

La mujer relató ante los agentes de la Comisaría Segunda que había concurrido a una clínica del macrocentro de la capital chaqueña para realizarse unos estudios.

Tras realizar el tratamiento en cuestión, decidió ir caminando para comprar alimentos para perros. En un momento dado, observó que sobre la puerta del consultorio se encontraba su expareja, quien comenzó a manifestarle a insultarla. Dijo que luego la siguió, la hizo una zancadilla que le provocó una fuerte caída contra el asfalto. Cuando se logró reincorporar, el médico volvió a patearla, alejándose de lugar.

La mujer fue examinada por el médico en turno quien le diagnosticó lesiones leves. Morgan ante el inicio de un juicio podría recibir una pena máxima de dos años de cárcel.