La Universidad Nacional del Chaco Austral se encuentra actualmente en proceso de realizar un seminario virtual sobre la crisis en la formación de valores de la ciudadanía universitaria. Al respecto, dialogó con Vía Resistencia Manuel García Solá, vicerrector de la institución.

En cuanto a los contenidos del seminario, García Solá indicó que se trata del laicismo en el ámbito académico y como éste afecta a la formación de valores. Destacó que esta crisis de valores proviene del cisma que sufrió el catolicismo con el surgimiento del protestantismo, lo cual generó un proceso que concluyó en la pérdida de la religiosidad en la sociedad occidental.

El vicerrector parafraseó a Durkheim para explicar que “por tanto empeñarnos en sacarle los contenidos axiológicos y morales a la educación laica, la terminamos dejando en una educación sin moral”.

De esta manera, el funcionario ponderó que “la universidad que tenemos hoy es una que entrena, que forma en cuestiones disciplinares y se desentiende de la formación integral del hombre. Esta es una sociedad que evita responsabilizarse a sí misma”.

Así, García Solá expuso que la sociedad presenta una corrupción moral, la cual consiste en “la cantidad de formas de conducta naturalizada que deterioran las condiciones de vida de las sociedades”. Ejemplificó esta corrupción tanto con cuestiones como “pasar los semáforos en rojo” y “cruzar la calle por la mitad de la avenida”, como con la corrupción institucional y el racismo.

“En función de esa preocupación decidimos hacer un seminario con los estudiantes y los docentes de la universidad para reflexionar en conjunto a través de ocho módulos cuáles son las causas, y cuáles son los remedios”, dijo el directivo de la UNCAUS.

Sobre soluciones al problema, en primera instancia consideró que “es necesario derribar las falsas barreras que separan a la religiosidad de la formación. No a una religión, sino a la religiosidad, a esa forma de abstraer la realidad y expresarla simbólicamente, que es una forma de conocimiento que tiene el ser humano, como muchas otras”.

Cada quien debe hacerse cargo de cómo contribuir, y conforme uno asciende en la pirámide del poder institucional de la sociedad organizada, tiene mayores responsabilidades. No buscarlas en el otro sino en uno mismo para llegar a compartir la reconstrucción de la sociedad”, continuó el ex-ministro de educación.

Entretanto, el vicerrector manifestó que “como todo seminario, no se pretende sacar conclusiones, simplemente sembrar semillas para que vayan germinando en la mente, en el corazón de los docentes y de los alumnos, y fruto de esa germinación surgirán ideas de cómo ir devolviendo a la formación universitaria principios morales y éticos que puedas superar el relativismo moral que vive la sociedad”.

“Todos miramos la culpa del otro, pero nadie se hace cargo de la propia. En la Universidad del Chaco Austral queremos reflexionar cual es nuestra parte de la culpa”, finalizó García Solá.

Las jornadas

El seminario consiste en 8 módulos dictados en distintos días, los cuales tienen asignados motivadores que se encargan de dirigir la discusión. En jornadas previas, el padre Rafael del Blanco habló por el culto católico, la profesora Silvina Salinas del culto mormón, y el rabino Natan Waingortin del culto judío.

Las próximas jornadas los motivadores serán la profesora Marianela Rodríguez del culto islámico, luego la jueza del superior tribunal de justicia del Chaco Iride Isabel Grillo, y la teóloga laica Emilce Cuda.