La consultora Politikon reveló un nuevo informe, en base a los datos de la Asociación de Fabricantes de Cemento Portland (AFCP), que demuestra que por segundo mes consecutivo el Chaco lideró el incremento de consumo de cemento a nivel nacional.

En marzo de este año se consumieron 23.294 toneladas de ese material, incrementándose un 161% respecto al mismo mes del año anterior, donde hubo operaciones limitadas por iniciarse en ese mes las restricciones en el marco de la pandemia. Además, comparado con el mes anterior (febrero 2021), el Chaco registró un alza del 6,2%.

A nivel nacional, en este mes el consumo de cemento creció un 94% interanual, registrando un total de 974.347 toneladas. En este marco, el consumo de cemento en bolsa se incrementó en un 84,3%, y el cemento a granel creció 111,3%, particularmente por mayor avance de obra pública. El alto incremento (visto en términos porcentuales) se da en el marco del rebote previamente detallado, pero también hay un importante camino de recuperación que ya acumula siete meses consecutivos de incrementos anuales, iniciados tras el fin de algunas restricciones impuestas por la pandemia.

La novedad, además, es que el consumo volvió a crecer en términos mensuales tras una caída el mes anterior: en marzo 2021 fue un 20% mayor que en febrero; y así cortó con tres meses consecutivos de retracciones mensuales.

Chaco liderando

El consumo de cemento en la provincia del Chaco durante el mes de marzo 2021 fue por un total de 23.294 toneladas, y ello trajo tres noticias positivas para el sector.

En primer lugar, se observa un aumento del 161% respecto a marzo 2020 (importante rebote por pandemia que se agrega a un crecimiento ya fortalecido de los meses previos), y de este modo el Chaco acumula nueve meses consecutivos de alzas interanuales (la última vez que tuvo caída fue en junio de 2020). Ese crecimiento es no solo el mayor del NEA, sino también del todo el país.

En segundo lugar, en términos comparativos mensuales, la provincia volvió a crecer por tercer mes consecutivo: el volumen consumido en marzo fue un 6,2% mayor al de febrero. Si bien el crecimiento fue menor que en otras jurisdicciones (de hecho, fue el más débil del país) el mismo se da en un marco de crecimiento sostenido del consumo y fortalece la performance global de la provincia en este punto.

Finalmente, el tercer dato positivo es que, en el acumulado del primer trimestre del año, Chaco muestra un incremento del consumo del orden del 89,5%, siendo el más alto de todo el país.

En términos de volumen, el Chaco tuvo un pico de consumo en el mes de septiembre 2020, con casi 29 mil toneladas consumidas, pero a partir de allí tuvo descensos hasta el mes de diciembre que la hicieron perforar el piso de las 20 mil toneladas. Sin embargo, el inicio del 2021 dejó eso atrás y comenzó un nuevo proceso de recuperación, llegando a marzo con un volumen similar al de noviembre y registró además el mayor volumen de consumo de los últimos cuatro meses.

Observando el consumo por envase, es notable el avance del consumo de cemento a granel. Si bien el cemento en bolsa sigue concentrando el mayor volumen en el Chaco (71,9% del total), viene perdiendo participación mes a mes a partir de los fuertes incrementos que se observa en el cemento a granel. A modo de ejemplo, en marzo de 2020 el cemento en bolsa representó el 87,1% del total, y el cemento a granel el 12,9%; para marzo 2021 la distribución es 71,9% y 28,1% respectivamente.

En la comparación con las provincias de la región del NEA, Chaco registró el segundo mayor volumen de consumo en marzo: lidera Misiones (30,9% del total), Chaco marcó 29,5%, y siguen Corrientes (27,6%) y Formosa (12%).