Ayer por la noche se conoció un documento judicial de la Fiscalía de Derechos Humanos de Sáenz Peña que ordenaba la libertad de cuatro de los cinco efectivos detenidos por el asesinato de Josué Lago, crimen ocurrido el pasado viernes en San Martín. Se trata de los cabo primero Francisco Torres y Javier Ramón Miño y los sargentos Mauro Ramírez y José Alberto Gauto.

La determinación judicial además suspende las declaraciones de imputados de los anteriormente nombrados que estaba programada para este sábado 19.

Por su parte, continuará en prisión el agente Guillermo Viñuela, sobre quien continuará la causa y se espera que preste declaración este sábado a las 10 de la mañana en la nombrada fiscalía.