Leandro Fiorabantti y Sebastián Quintana, representantes legales de los cinco policías detenidos por el asesinato de Josué Lago en el barrio Los Silos de General San Martín ocurrido el viernes 11 de junio, realizaron una conferencia de prensa donde exigieron “la inmediata liberación” de sus representados, considerándolas ilegales a ésta altura ya que la fiscal aún no los acuso de ningún crimen.

Los abogados junto a esto expusieron que no tiene acceso al expediente desde el martes 15, por lo que no tienen conocimiento de cuáles son las pruebas que existen, como ser el informe preliminar de la autopsia ni el resultado del dermotest.

Explicaron lo siguiente: “la situación actual de los cinco empleados policiales detenidos es que están desde el día 11 privados de su libertad por disposición de la fiscal de Derechos Humanos de la ciudad de Sáenz Peña. Al día de la fecha estamos esperando que se les tome la declaración de imputado que es el momento en el que la persona que está indicada como posible autor del delito se puede defender. Ningún proceso penal, ninguna causa puede avanzar si las personas señaladas no están en esta situación, es decir, si no se les toma esta audiencia. Ya llevamos un tiempo muy prolongado a la espera de que esto suceda y al día de la fecha no tenemos una respuesta concreta”.

Mencionaron que “no es legal la detención de los cinco policías. Nuestro Código Procesal, la ley provincial que rige cualquier causa penal determina que una persona no puede estar en calidad de detenido más de 24 horas sin que se le tome esta declaración de imputado. Ya llevamos al día de hoy una semana, cinco días hábiles y todavía estas personas no se pueden defender”.

“Nosotros tuvimos acceso al expediente el día martes que solicitamos una vista y nos fue otorgada. A partir de ahí no pudimos ver más el expediente. Nosotros contamos en el ejercicio de la profesión con un sistema digital, donde tenemos acceso al expediente digitalmente y ni bien se asume la defensa de una persona, la Fiscalía responsable de la causa nos debe dar acceso. Eso hasta el día de hoy no ha ocurrido y lo último que tenemos del expediente es esta copia del día martes 15 de junio donde no se había incorporado, por ejemplo, un informe preliminar de autopsia, no tenemos resultado de dermotest. Lo único que pudimos tener acceso fue un examen ocular que había hecho la Gendarmería Nacional y dos declaraciones testimoniales que se recibieron en San Martín en presencia nuestra. Lo que pasó después en el expediente no sabemos, no tenemos acceso todavía”, recalcaron

Sobre eso, los abogados mencionaron que “hemos realizado presentaciones y hemos tenido comunicaciones telefónicas con la fiscal, poniéndola en conocimiento de esta situación y que por favor se agilice nuestra intervención al expediente pero no hemos tenido resultado hasta el momento”.

Al consultarles los motivos por la demora en las declaraciones d ellos imputados contestaron que “no podemos responder con certeza” agregando: “esa respuesta debería darla la fiscal que es la que instruye la causa, la que tiene la obligación de llevar adelante el impulso pero nosotros desde nuestra lectura, con el criterio profesional, ya hace muchos años que hacemos ejercicio de la defensa penal, entendemos que los elementos con los que cuenta la fiscal no le resultan suficientes para lograr los fines de la imputación; es decir, no tiene la prueba suficiente como para poder endilgarle a estos cinco empleados policiales un delito en particular”.

“Es una situación bastante atípica, particularmente a mí no me ha sucedido nunca que con el pasar de tantos días no se lleve adelante la declaración de imputado, así que nuestra lectura es que no hay elementos contundentes y claramente no se puede avanzar”, expresaron y agregaron: “No podemos tener certeza sobre cómo vamos a defender a estas cinco personas. Ellos tampoco van a saber cómo defenderse si el motor elemental de esto es la prueba. Si no tenemos acceso a la prueba, si las pruebas no se producen, claramente el ejercicio de la defensa se hace imposible” continuaron diciendo.

Fiorabantti y Quintana comentaron que “en el día de ayer, aproximadamente a las 20.30, hemos presentado un escrito solicitando la inmediata libertad de nuestros defendidos o en su defecto la imputación de delito alguno. A las 21.51, recibí un correo electrónico del Ministerio Público Fiscal donde me informaban de una audiencia el día sábado. En principio sería presencial y hoy nosotros con la experiencia que tenemos en Resistencia y en las distintas jurisdicciones judiciales, la mayoría de las audiencias se hacen de manera digital, virtual con los distintos medios que existen. No entendemos por qué no podrían llevar así las cinco declaraciones de los imputados”.

“La fiscal tiene que encargarse de garantizar la seguridad de todos los que nos tenemos que trasladar a Sáenz Peña, si es que esto se va a hacer. Quiero aclarar que esta mañana en la conversación que tuve con la fiscal me manifestó que todavía no sabía si iban a hacer o no la audiencia mañana porque no tenía personal”, contaron.

Finalizando, los letrados pidieron llevar “tranquilidad a nuestros representados de que se está haciendo con la mayor celeridad el trabajo que se nos ha encomendado, hemos estado siempre a disposición del Ministerio Público Fiscal, lamentablemente no notamos la misma celeridad de parte de ellos”.

“A los familiares que se queden tranquilos, así como venimos trabajando vamos a ir hasta las últimas consecuencias para que se respeten los derechos y las garantías constitucionales de sus familiares que están detenidos, haciéndole saber a la comunidad, más allá de que hay veces en las que por ahí no se sabe, el personal policial, la policía en su conjunto también gozan de derechos humanos como cualquier personas y debemos hacer que se respeten”, cerraron diciendo.