Al mediodía de hoy se dio a conocer que Jorge Ramón Peralta, de 23 años de edad e imputado por asesinar y abusar sexualmente de la niña de 13 años Angelina Cáceres, fue sentenciado a prisión perpetua por la jueza de la Cámara Tercera en lo Criminal de Resistencia, María Virgina Ise.

Tras rechazar los planteos de incostitucionalidad de cadena perpetua por parte de la defensa de Peralta, la funcionaria del poder judicial consideró que el condenado fue autor penalmente responsable del delito de homicidio agravado por haber sido cometido con intención de ocultar otro delito.

El cuerpo de la pre-adolescente fue encontrado en enero de 2019, luego de haber desaparecido por más de 20 días. Su padre, Daniel Cáceres, expresó: “Mi hija vive en mi corazón y (a Peralta) no puedo odiarlo ni tenerle rencor porque me queda amarla y pensarla todos los días solo a ella”.

La víctima fue asesinada luego de que ella le dijera a Peralta que había quedado embarazada de él luego de ser violada. “Como papá y como hombre a esta persona lo perdoné, pero lo único que quiero es que pague y que no salga nunca más, que llore por su libertad”, dijo Cáceres al respecto.

Tanto el fiscal Jorge Cáceres Olivera como el abogado Juan Díaz, quien representa legalmente al padre de la niña, habían pedido cadena perpetua para Peralta por los delitos de “abuso sexual con acceso carnal agravado, en concurso real con homicidio doblemente calificado por criminis causa y por femicidio”.

La investigación

Casi diez personas atestiguaron, y con la información obtenida, la fiscalía y la querella se pusieron de acuerdo en que el sentenciado, primo de una compañera de colegio de Angelina, conversó con ella por Facebook desde el 18 de noviembre de 2018 para “tener relaciones sexuales”.

“Entre el 18 y 25 de noviembre hubo conversaciones entre el imputado y la víctima y después ella le dice que había quedado embarazada y él la bloquea”, confirmó el abogado Díaz. De esta manera, el 23 de diciembre de 2018 el asesino habría citado a la víctima a una plaza para luego llevarla a un descampado entre las avenidas Nicaragua y Arribalzaga de Resistencia.

“Antes de matarla le dice a Angelina que abra su Facebook y le entregue el celular. Después de asesinarla se hizo pasar por ella y a su prima le escribió: ‘No fue tu primo el que abusó de mí, no estoy embarazada’”, señaló Díaz.

El cadáver fue hallado luego de que la antena del teléfono celular del único detenido por la causa se activó en la zona, por lo cual se utilizó GPS y drones en el rastrillaje, a cargo de la Policía del Chaco, bomberos y grupos especiales. El cuerpo fue trasladado a la morgue de la capital chaqueña, donde el padre de Angelina pudo identificarla por las prendas que llevaba puestas el día en que desapareció.

Peralta fue detenido tres semanas después, en la localidad Laguna Limpia, a 147 kilómetros de Resistencia, tras haberse determinado su involucramiento por medio de Facebook. “Ojalá esta persona se digne a hablar alguna vez para poder preguntarle por qué lo hizo. Mi hija era dulzura, no hay un día que no la extrañe y no la piense”, manifestó el padre de Angelina.