Robaron 110 toneladas de leche para niños desnutridos

El galpón de donde se robaron 110 toneladas de leche en polvo para niños desnutridos.
El galpón de donde se robaron 110 toneladas de leche en polvo para niños desnutridos.

La Justicia investigará al Gobierno provincial y al Correo Argentina que estaban a cargo de su cuidado. Lo robado está valuado en $15.972.000.

El Ministerio de Salud provincial informó que denunciaron el robo de 110.000 kilos de leche en polvo destinados para un programa alimentario dirigido a niños con bajo peso de entre 0 a 2 años. El caso está bajo la órbita judicial que investigará tanto al Gobierno provincial como al Correo Argentino ​porque tenían la obligación de custodiar el depósito, desde la Legislatura aprobaron el pedido de informes al gobernador Peppo.

El Estado provincial firmó el pedido de Salud por 279.000 mil kilos comprado a $40 millones, ante esta situación desde el Ministerio de Desarrollo Social y la secretaria de Salud, Carolina Stanley evalúan enviar otra partida de leche en polvo. En la causa trabaja la Fiscalía N° 3 a cargo de Susana Sotto, según la fiscal la denuncia se realizó hace 20 días por parte de la becaria Marcela Aceval que estaba encargada del depósito. El Ministerio de Salud de Chaco contó que el robo se efectuó el 7 de septiembre pasado en un depósito de insumos médicos ubicado en la ruta 16 a la altura del kilómetro 23 y 24.

De acuerdo con el diputado provincial, Luis Obeid el alimento para niños desnutridos se guardaba en un galpón alquilado, sin luces o cámaras de seguridad. Tampoco había registros en el ingreso al lugar o computadoras. Por su parte, Sotto contó que en el lugar todo estaba anotado en un cuaderno a mano lo que entraba y salía de allí.

El Poder Ejecutivo ordenó la compra a fines de 2017, el Ministerio de Salud la avaló por $40 millones a la Fiduciaria del Norte, un fondo semi estatal. El decreto fue firmado por el vicegobernador, Daniel Capitanich, ya que Peppo no se encontraba en la provincia. El concurso público al que se presentó una sola empresa, Cheek, cada kilo costó $145,20 y el total fue de $40.510.800.

La compañía a cargo de la operación le vendió al gobierno leche marca Purissima, el Correo debía trasladar cada una de las cajas hasta el galpón. Por el momento investigan si el cargamento fue enviado a otro depósito y desapareció el mes pasado. En la investigación se constató que un empleado del Correo, quien tenía las llaves, descubrió el robo y la becaria avisó a las autoridades del Ministerios.

Según la Policía, la entrada fue forzada ya que encontraron los accesos almacén rotos. Otra de las aristas que consideraron los investigadores son los lugares donde pudieron haberla guardado, la leche no se pueden vender porque las cajas llevan una leyenda que dice "prohibida su venta". Según publicó Infobae.