No se alcanzó el quórum necesario para que cualquier decisión sea válida. Fue clave La ausencia del bloque oficialista y de Alicia Frías, del Frente Chaqueño.


Después de una gran expectativa, reflejada en una importante movilización de ciudadanos al recinto, no pudo concretarse la sesión extraordinaria en la cual se quería derogar la ordenanza que había permitido las modificaciones en el cálculo todos los impuestos municipales, que muchos han dado en llamar “impuestazo”. Desde muy temprano había dudas de si se iba a poder dar la sesión que necesitaba una concurrencia mínima de seis de los once ediles que están en funciones desde el 10 de diciembre pasado.

El bloque radical, compuesto por 4 concejales más Fabricio Bolatti, del Frente Chaqueño, quedaron esperando en el recinto por si se hiciera presente la bancada de la Corriente Enecuentro por Resistencia (CER) para poder dar inicio al tratamiento de la derogación del ‘impuestazo’. El lunes por la tarde, entrevistados en Radio Facundo Quiroga, tanto Bolatti, como su compañera de bloque Alicia Frías, habían adelantado este escenario, ya que ella estaba “con permiso especial” para asistir a su madre en un problema de salud, fuera de la Provincia, Pese a este panorama, muchas personas se movilizaron convocadas por los vecinos y las instituciones que se opusieron desde un principio a los niveles de los incrementos que, de acuerdo con sus cálculos oscilan entre un 190 y un 300%. Desde el Ejecutivo Municipal, el único portavoz fue el secretario de Economía, Francisco Vescera quie, en sintonía con la Defensoría del Pueblo de Resistencia sugirió que quien creyera que su situación era injusta se acercara al tratamiento caso por caso para identificar “errores” de facturación o situaciones de excepción.

Con este fracaso de la sesión extraordinaria, el denominado “impuestazo”, sigue firme.




Comentarios