La iniciativa beneficiará a 340.000 personas a lo largo de la provincia.


El gobernador Jorge Capitanich, junto a la vicegobernadora Analía Rach Quiroga, presentó, este jueves en el Salón Obligado de Casa de Gobierno, el Programa de Seguridad y Soberanía Alimentaria que destinará este año 6.000 millones de pesos para asistir a 340.000 chaqueñas y chaqueños. Además, se conformó el Consejo Provincial de Lucha contra el Hambre con la adhesión de entidades sociales, académicas y religiosas para hacer un seguimiento del desarrollo e impacto de la política alimentaria.

“Esta inversión es un esfuerzo extraordinario del 5 por ciento del presupuesto provincial para atender una demanda urgente. Debemos revertir el destino de muchas familias chaqueñas, porque sabemos que cuando se nace con dificultades, se crece con las mismas dificultades”, apuntó el mandatario, que estuvo acompañado también por la ministra de Desarrollo Social María Pía Chiacchio Cavana y el diputado Hugo Ságer.

Uno de los ejes del plan es la creación de una red de proveedores locales que produzcan los alimentos que consumirán las familias, iniciativa que favorecerá el desarrollo de productores de la agricultura familiar, de la economía popular y de los consorcios de servicios rurales, entre otros.

Capitanich enumeró algunos de los programas e iniciativas, en marcha y a implementar, que formarán parte también de la política sanitaria provincial y citó en primer lugar la ampliación del Régimen de Corresponsabilidad Gremial para incorporar a productores de la agricultura familiar y de la economía popular.

Por otro lado, el mandatario adelantó algunos detalles del Programa de Renta Mínima Progresiva de Base Universal que alcanzará a 38.000 chaqueños y chaqueñas que percibirán una asignación diferencial de ingresos con exigencias puntuales, como la certificación de escolarización, salud, alimentación y práctica deportiva.

“Esto sería una gran solución para resolver la producción de alimentos, satisfacer la demanda alimentaria y crear un círculo virtuoso donde los chaqueños consumirán lo que producen, generando así más actividad y más empleo”, enfatizó. Para ello, el Gobierno pondrá en marcha distintas herramientas e incentivos para productores y emprendedores.

Por otro lado, recordó que el plan de asistencia alimentaria tuvo su punto de partida con la distribución de la tarjeta Alimentar de Nación. “En estos días pudimos ver como las familias beneficiadas volvieron a comprar alimentos saludables para sus niñas y niños. Eso nos llena de alegría, sabemos que hay mucho por realizar, esto es apenas la primera fase de una política destinada a atacar el hambre”, enfatizó.




Comentarios