Fue en Margarita Belén donde transcurrió el triste hecho.


Durante el lunes por la tarde, la Policía de Margarita Belén rescató a una yegua que se encontraba herida y estaba siendo golpeada por su dueño con una cadena. El Comisario Inspector de Policía, Carlos Adelio Fernández, quien se encontraba de franco, intercedió en el lugar, hasta que llegaron los refuerzos. Los ocupantes del carro terminaron en la Comisaría y el animal al resguardo de la Policía Rural.

Aproximadamente a las 19:30, Fernández se encontraba en uso de su licencia anual y recorría las calles de Margarita Belén, cuando observó por calle Francisco Agostini, a tres hombres junto a un carro y que uno de ellos golpeaba con una cadena a un equino. El animal tenía dificultades para caminar y se desplomó en el suelo.

El comisario inmediatamente dio la voz de “Alto Policía” y se colocó en el medio para que no sigan lastimando al caballo. Además, se comunicó con sus pares de Margarita Belén. El efectivo resguardó a la yegua que tenía heridas abiertas, mientras los tres sujetos se mostraban de manera hostil.

Posteriormente, se hicieron presentes los policías de la Comisaria Margarita Belén, que secuestraron el equino, de sexo hembra. La misma se encontraba agotada y con sus patas temblorosas. También poseía el ojo derecho lastimado, heridas abiertas sobe el paso de cincha y espejuelo.

Debido a esto, los ocupantes del carro de 26, 18 y 11 años, fueron trasladados hasta la unidad policial, donde conforme la Fiscalía de Investigación Penal N° 02, se dispuso que los mayores sean notificados de la “Supuesta Infracción a la Ley N° 14.346”, por malos tratos y actos de crueldad a los animales, continuando con su libertad. El menor de edad fue entregado a sus progenitores.



Comentarios