Productores de Chaco y Corrientes buscan mejorar la calidad de las bebidas que elaboran.


Durante viernes y sábado se desarrolla en la Facultad Regional Resistencia de UTN el ciclo itinerante “Ciencia y Cerveza”, destinado a productores artesanales y profesionales que deseen perfeccionar sus conocimientos sobre la elaboración de cerveza con investigadores especializados en la temática. Las capacitaciones están a cargo del doctor Diego Libkind y participan más de 100 productores de la región.

El evento es organizado por el IPATEC y el CCT CONICET Patagonia Norte, conjuntamente con la UTN Resistencia, CONICET Nordeste, el Municipio de Resistencia y la Subsecretaria de Innovación Tecnológica de la Provincia del Chaco, con la colaboración de la American Society of Brewing Chemists (ASBC), la Cámara de Cerveceros Artesanales de Argentina (CCAA) y la Asociación Civil Cerveceros del Litoral. Las capacitaciones con levaduras cerveceras y su manejo en fábrica, microscopía cervecera y control de calidad de levaduras en fábrica, reutilización de levaduras y estrategias de control de calidad en cervecerías artesanales. Además, durante las dos jornadas de trabajo se expondrán las tecnologías que el CONICET tiene disponibles para la industria.

Durante el acto de apertura, que tuvo lugar este viernes en el Aula Magna de la UTN Resistencia, estuvieron presentes el Decano de la institución, Jorge De Pedro, junto a las demás autoridades de esta casa de estudios, el Subsecretario de Innovación Tecnológica de la Provincia, Rafael Yurkevich, la directora de CONICET Nordeste, Marisa Censabella, y el presidente de la Asociación Cerveceros del Litoral, Sebastián Bravo.

Jorge De Pedro aseveró que la investigación científica, con su transferencia al sector productivo, “es uno de los pilares fundamentales de la universidad, y esta Facultad Regional en particular ha sabido siempre atender esas demandas”. En ese sentido, destacó la labor de los integrantes del grupo de investigación QUITEX (Química Teórica Experimental), quienes, encabezados por la doctora Elisa Benítez, “lograron interpretar esta demanda del sector cervecero para dar ese salto de calidad”, así como también de la Secretaría de Ciencia y Tecnología de la Facultad, que por medio de su Unidad de Vinculación Tecnológica y de la incubadora de empresas Fundación Intecnor “trabaja para poner la ciencia al servicio del medio”. Asimismo, agradeció al Gobierno de la Provincia y a la Municipalidad de Resistencia por acompañar esta articulación entre la UTN y Cerveceros del Litoral, a través del COFECyT (Consejo Federal de Ciencia y Tecnología), y felicitó a los productores locales “por entender que con el trabajo colaborativo lograrán potenciar su crecimiento”.

Federalizar la ciencia La directora de CONICET Nordeste, Marisa Censabella, por su parte, aseguró que desde la entidad que dirige “estamos convencidos de que necesitamos generar una sinergia entre el conocimiento científico y su transferencia al medio productivo”, y, partiendo de esa premisa, dijo que el ciclo Ciencia y Cerveza y todas sus actividades conexas “son el mejor ejemplo de círculo virtuoso de todo lo que CONICET quiere hacer”. “En primer lugar, es una actividad totalmente federal, con capacitadores que vienen desde Bariloche; investigadores de Resistencia y de Corrientes que brindan apoyo a numerosas PyMES; y productores que se vinculan con el ambiente académico, representado por la UTN, y con los gobiernos Municipal y Provincial”, resumió. Al respecto, remarcó que dicha sinergia “es algo muy difícil de lograr, que no se produce de un día para el otro”, y que, en este caso, “es resultado del trabajo iniciado en 2015 por Elisa Benítez y Diego Libkind, a través de QUITEX e IPATEC”, respectivamente.




Comentarios