El candidato del Frente CER para Todos alcanzó casi el 41% de los votos. Este lunes desayunará con el actual jefe comunal para iniciar la transición.


Con casi el 41% de los votos, el actual presidente del Concejo Municipal, Gustavo Martinez, ganó con amplitud las elecciones municipales realizadas este domingo en la capital chaqueña. En segundo lugar quedó el radical Leandro Zdero, con el Frente Chaco Somos Todos con el 34% de los sufragios, mientras que Diego Arévalo, candidato propuesto por el gobernador electo Jorge Capitanich, alcanzó solamente un 17% de las preferencias.

Desde las 18, se advertía que la discusión quedaba entre dos candidatos. A esa hora el actual intendente y gobernador electo Jorge Capitanich hizo una conferencia de prensa en la cual expresó: “Yo estoy dispuesto a trabajar desde mañana (por el lunes) desde muy temprano con quien resulte ganador para iniciar la transición, porque mi elección fue el 13 de octubre y las declaraciones corresponden ahora a otras personas”. Los primeros guarismos de las mesas del centro de la capital le daban una esperable ventaja a Zdero pero no tan pronunciada como se podria anticipar por resultados anteriores. Luego, con el correr de los minutos y la sumatoria de mesas de los barrios más populosos, la tendencia en favor de Martínez se fue acrecentando hasta definir una diferencia de 10.000 votos reales entre el primero y el segundo, con menos del 1% de los votos por contar.

En las oficinas de CER para Todos se reunió una multitud de manifestantes ante quienes, Gustavo Martinez hizo un breve discurso, acompañado del actual gobernador Domingo Peppo.

En las oficinas de CER para Todos se reunió una multitud de manifestantes ante quienes, Gustavo Martinez hizo un breve discurso, acompañado del actual gobernador Domingo Peppo. Sus palabras apuntaron a tres ejes: el primero tuvo que ver con el agradecimiento a quienes lo votaron y le dieron esta posibilidad de dirigir los destinos de la ciudad, tras dos intentos frustrados anteriormente. El segundo, fue un menaje de unidad dentro del PJ. “No nos olvidemos que tenemos la responsabilidad los peronistas de gobernar en la Nación, en la Provincia y también en esta ciudad, y debemos honrar esa confianza dada por nuestro pueblo”, afirmó. El tercer eje fue de una convocatoria de mayor amplitud. Agradeció a los que se sumaron desde otras fuerzas políticas, como el radicalismo, la izquierda, dirigentes sociales, ex combatientes en Malvinas, todos los que comprendieron que este es un nuevo tiempo. Es el tiempo de gobernar con todos y para todos y terminar de una buena vez con la política de las mezquindades que solo terminan dañando al pueblo”.

Notoriamente emocionado, pidió a los militantes que hagan una desconcentración pacífica y en orden, porque “mañana tenemos mucho por trabajar. Primero desayunaré con el gobernador Peppo y a las 9,30 ya me reuniré con el actual intendente Capitanich para iniciar la transición ordenada en nuestro Municipio”.




Comentarios