El cuidacoche de la zona alertó a la Policía tras escuchar el llanto de la menor de aproximadamente un año.


En la mañana de hoy un cuidacoche que habitualmente realiza este trabajo frente a el boliche Password de la ciudad de Sáenz Peña, alertó a personal de la Policía que dentro de un auto había una menor de un año, aproximadamente, llorando.

Al llegar al lugar, el personal policial tomó contacto con el hombre quien les detalló que cerca de las 4.30 una mujer llegó al boliche, ubicado en calle Saavedra entre 10 y 12, en un automóvil marca Volkswagen, modelo Vento gris, junto con otras dos mujeres y la menor.

Explicó también que la mujer, junto a las otras dos personas, ingresó al boliche no sin antes alertar al cuidacoches que la menor, quien dijo era su hija, iba a quedar durmiendo en el auto.

Tras dos horas, el hombre escuchó el llanto de la niña, hecho por el cual alertó al servicio 911 de la Policía del Chaco. Ya en el lugar, cuando el personal policial constataba el hecho, salió del local bailable la madre de la menor quien se justificó diciendo que la había dejado para buscar al padre de la niña que se encontraba dentro del mismo local.

Ante esto se puso en conocimiento a personal de la Unidad de Protección Integral a cargo del asistente social Darío Villalba quien dispuso se haga entrega de la menor a un familiar. Seguidamente se hizo presente la abuela de la menor quien se hizo cargo de la misma.




Comentarios