Cada Censo es un momento histórico, y este en particular representó un momento muy especial para Monona, una mujer de 93 años que vive en Cholila y que este año fue la primera vez que los censistas llegaron a ella.

Doña Clementina”, así la presentó Cristian Cárdenas, el encargado de incluir por primera vez a la vecina de la Cordillera en el Censo de Argentina. “¿Cuántos años tiene?, ‘Ni me acuerdo’”, contestó Monona al equipo de TN que llegó hasta su casa para conocerla.

Monona vivió siempre en el mismo lugar: “Mientras yo viva, estoy acá”, comentó mientras su nieta Cindy se encargaba de contestar algunas de las preguntas del Censo. En medio de la charla, la mujer remarcó que no solo no se acuerda cuantos años tiene, sino que “no le doy la edad a nadie, no me gusta”.

Monona, la mujer que fue censada por primera vez a los 93 años. Foto: TN

Tiempo atrás, desde la Municipalidad de Cholila hicieron una nota sobre ella y comentaron que vive en el paraje El Cajón, varios kilómetros arriba en la montaña. Desde los 11 años que vive en el mismo lugar y siempre se muestra con una sonrisa. “Mi vida siempre fue el campo: mi suegro tenía ovejas y me daba corderitos guachos para que los criara, así arranqué”, comentó en su momento.

Hoy en día, Monona vive junto a Victoriano, uno de sus 13 hijos, en la casa de adobe que la vio crecer; y disfruta de cada 14 de febrero, porque festeja un año más de vida, con buena salud, pero con los achaques típicos del paso de los años: dolor de rodilla; aunque sigue teniendo buena memoria y energía, algo que muchos envidian (sanamente).

Monona, la mujer que fue censada por primera vez a los 93 años. Foto: TN

Acá veo la nieve, la lluvia, las heladas”, comenta Monona, que disfruta de paisajes soñados porque su casa está al pie de la Cordillera, aunque un punto negativo que comenta es que no tiene vecinos cerca. Lo único que tiene para informarse es una radio; y por ahí se enteran de lo que pasa; o también cuando alguien se acerca a visitarla.

Un dato sobre Monona es que el plato de comida que mejor le sale es la sopa, y ella no guarda secreto, comparte su receta sin problemas: “Le pongo ajos, cebollas, aceite, papa, las verduras que haya. También hacía Dulce de Leche cuando ordeñaba vacas, quesos, manteca, etc…”.