Un hombre de 69 años perdió la vida a consecuencia de una puñalada provocada por su propio hijo, de 48 años, ambos de apellido Ancala.


La víctima fue trasladada a la Morgue Judicial de Esquel, donde se le practicará la autopsia correspondiente; mientras que el agresor fue derivado a la Alcaidía de la misma ciudad, donde hoy se hará la audiencia de detención en horario a confirmar.

En el caso interviene el Ministerio Público Fiscal de la Comarca Andina, en tanto investigadores de la Policía chubutense recaban pruebas y testimonios en el escenario del crimen.

Según lo que se pudo saber hasta el momento, el hecho se produjo pasadas las 0.30 del domingo, durante una reunión familiar donde también participaba la esposa del victimario. “Habría existido consumo de bebidas alcohólicas y por cuestiones que surgieron en el momento las cosas derivaron en la agresión fatal, donde el hijo atropelló a su padre con un arma blanca”, precisó ayer por la mañana el comisario Hugo Melipil, al frente del operativo.

Detalló que “ambas familias compartían el mismo inmueble”, donde se produjo el altercado y que la mujer –en principio- también quedó demorada, aunque luego recuperó la libertad.

“Cuando llegó la primera comisión policial, la persona apuñalada ya estaba sin vida”, graficó Melipil, al tiempo que destacó el trabajo de Policía Científica de la Comarca Andina.




Comentarios