El gobierno del Chubut utilizará parte de un empréstito en dólares que había tomado en el mercado internacional en el 2016, para completar este viernes el sueldo de julio a los empleados públicos. Los gremios de estos, a pesar de la promesa de pago, continúan con cortes de ruta hasta que el depósito se haga efectivo en las cuentas bancarias.

Los recursos extraordinarios fueron "liberados" anoche por la Cámara de Diputados en una sesión especial pedida por el gobernador Mariano Arcioni, quien logró sumar a su propia bancada el apoyo del bloque mayoritario del PJ-Frente para la Victoria.

Con quórum estricto, la Legislatura unicameral habilitó la utilización de un "remanente" de dólares que le quedan a Chubut de aquellos 650 millones que tomó prestados en el mercado internacional de capitales en 2016.

Federico Massoni, ministro Coordinador de Gabinete.

Los gremios estatales presionaron para que los diputados del justicialismo dieran quórum y aprobaran la iniciativa que fue puesta en duda por "inconstitucional", ya que en principio está prohibido utilizar fondos extraordinarios con fines específicos para cubrir gastos corrientes.

De los 650 millones de dólares que se tomaron hace menos de 3 años con la garantía de las regalías petroleras, a Chubut solo le quedan 84 millones que estaban en garantía para "calzar" el FUCO (Fondo Único de Cuentas Oficiales), que está en pesos en el Banco del Chubut.

"Con esos recursos esperamos llegar a completar la masa salarial de julio, aspecto que esperamos estar confirmando hoy", reconoció a Télam el ministro coordinador de Gabinete, Federico Massoni. Mientras tanto, hasta que no se concrete el depósito, los cortes de ruta seguirán por parte de los gremios del estado.