En el marco de labores coordinadas de verificación de vehículos retenidos por Protección Vial y Comunitaria, agentes de la Agencia de Investigación Criminal (AIC) detectaron una motocicleta cuyo motor no corresponde con la carrocería que lo portaba.

Concretamente, la carrocería es marca Appia; mientras que el motor es marca Guerrero. Eso fue motivo para que se procediera a su traslado desde uno de los depósitos municipales para continuar con los procedimientos legales establecidos para estos casos.

Respetar las normas establecidas

Por otra parte, durante la jornada de ayer, se llevaron a cabo distintos operativos de control con el objetivo de verificar el cumplimiento de las normas establecidas para circular por la vía pública con un vehículo por parte de la ciudadanía.

En ese sentido, se labraron 46 actas con 79 infracciones tipificadas; se retuvieron un auto y tres motos y dos controles de alcoholemia dieron positivo.

Es importante que quienes vayan a conducir por las calles de nuestra ciudad lo hagan de manera responsable, controlando que la documentación exigida y las condiciones del vehículo cumplan con lo establecido y, en el caso de ingerir bebidas alcohólicas, designar a una persona que no lo haya hecho y esté habilitada para la conducción.