En el marco de la ola de calor que afecta a todo el país, la Empresa Provincial de la Energía informó que este martes se registró un nuevo récord de demanda de potencia en el sistema eléctrico santafesino, alcanzando 2.470 MW a las 14.05 hs. Al mismo tiempo, Aguas Santafesinas SA pidió moderar el consumo de agua, en función de también la bajante del Río Paraná.

A las 15.15, el Gran Santa Fe también anotó un nuevo récord histórico de demanda de potencia con 340,6 MW superando el del año 2019, que había sido de 336 MW.

Estos niveles se dan en un contexto de continuidad de jornadas de temperaturas extremas que exigen las instalaciones que conforman el parque eléctrico provincial: 75 estaciones transformadoras, más de 56.000 kilómetros de redes de alta, media y baja tensión y más de 20.000 centros de transformación urbanos y rurales, entre otros.

La EPE recibió con buen agrado la noticia de que ya no deberán aislarse los contactos estrechos. Hoy están en esa condición 372 agentes en toda la provincia.

Consejos para un uso eficiente de la energía

  • En este marco, la EPE insiste con el aporte que pueden realizar los usuarios con la utilización eficiente del servicio:
  • Usar los equipos de aire acondicionado a no menos de 24°. Cada grado por debajo de esa marca, produce un consumo mayor de electricidad, de entre 5 y 10 %.
  • Limpiar periódicamente los filtros de los equipos acondicionadores de aire y vigilar el mantenimiento del mismo.
  • Mantener cerradas las aberturas de los ambientes con aire acondicionado y evitar fugas que derivan en un derroche de energía y, por lo tanto, de consumo.
  • Utilizar lámparas led.
  • Reducir consumos ociosos de electricidad.
  • Tener en cuenta el etiquetado de eficiencia energética de aires acondicionados, heladeras y lavarropas al momento de adquirirlos. Las más eficientes son de clase A. A mejor clase, menor consumo.

ASSA pide cuidar el agua potable

Aguas Santafesinas, a su turno, emitió un comunicado que dice lo siguiente: “frente a la intensa ola de calor que afecta a gran parte del país, es necesario realizar un uso responsable y solidario del agua potable, más en las actuales circunstancias de bajante extraordinaria del río Paraná”.

“Las plantas potabilizadoras de Assa producen al máximo de su capacidad, pero si la demanda supera dicho límite, pueden registrarse bajas en la presión del servicio en algunos sectores de las áreas servidas”, indicaron desde la empresa.

“Frente a ello, todos podemos contribuir con acciones que no afectan nuestros usos habituales del agua como servicio esencial, pero contribuyen a que todos tengamos un servicio más sostenible”, señalaron.

En ese marco, las recomendaciones son las siguientes:

Uso de piletas de lona:

  • Evitar la renovación del agua de las piletas de esparcimiento en forma innecesaria. Una pileta de lona de 5000 litros equivale al consumo diario de agua potable de 25 personas.
  • Agregar al agua de la pileta hipoclorito de sodio (lavandina) o una una pastilla de cloro sólido para conservarla varios días.
  • Lavarnos los pies antes de ingresar a la pileta.
  • Retirar la basura de la superficie.
  • Cubrir la pileta con una lona o plástico mientras no la usemos para evitar el ingreso de polvo u hojas que afectan el estado de conservación del agua.

Buenas Prácticas

  • No utilizar el agua potable en actividades que pueden postergarse, en particular las que demandan importante cantidad de agua: lavado de autos y veredas, regado de jardines, programas largos de lavarropas.
  • Sólo lavar las veredas los días y horarios autorizados por la municipalidad, en caso de existir ordenanzas al respecto.
  • Utilizar baldes o mangueras provistas de sistemas de corte (gatillo o interruptores o pulsadores) para evitar el derroche.
  • Tampoco lavar vehículos ni arrojar aguas servidas a la vía pública.
  • No debemos dejar que el agua corra innecesariamente al lavar los platos, al lavarse los dientes o al bañarse: una ducha de 10 minutos consume 80 litros de agua.
  • Controlar las pérdidas en canillas, tanques de agua y otras instalaciones.
  • No están permitidas las bombas “chupadoras” conectadas en forma directa a la red, que causan riesgos y perjuicios directamente a las cañerías de sus instalaciones internas y de sus vecinos.