Finalizadas las tareas de conservación por parte del Municipio, el Bosquecito “Norberto Besaccia” volvió a abrir sus puertas este sábado 23. Entre los trabajos realizados, se incluyeron arreglo de vallas y reparación de cartelería indicativa y educativa y el cerramiento de las casetas que se vieron violentadas. También se debió reparar el tejido y acondicionar el baño del lugar.

El Bosquecito es un espacio urbano, pensado para que los ciudadanos puedan disfrutarlo. Se recuerda a los visitantes la importancia de cuidar y preservar el lugar, evitando acciones que puedan generar daños.

Es fundamental cuidar y proteger las especies, arrojar los residuos en los cestos correspondientes y circular únicamente por los senderos.

Nuevas iniciativas

Teniendo presente el valor ambiental y educativo que tiene el espacio para los rafaelinos y rafaelinas que los visitan, se continúan pensando acciones que generen nuevas experiencias en el vínculo con la naturaleza y el cuidado del ambiente.

En este sentido, se están trabajando nuevas iniciativas como el sector de compostaje comunitario en el sector y la incorporación de mobiliario y más juegos, en el marco del trabajo conjunto con el Grupo Scout “Nuestra Señora de la Esperanza”.