En el mediodía de este jueves, un grupo de padres del Colegio San José, se convocó en la puerta del establecimiento educativo a la espera de respuestas oficiales por parte de la institución educativa, por la denuncia de un abuso sexual a una alumna de segundo grado, hecho que habría ocurrido este miércoles.

El inicio de la reunión fue tenso, al igual que el final (un tanto abrupto.). Los padres habían llamado a la prensa y pidieron no ingresar, sino que el representante legal del Colegio, Alejandro “Tachuela” Bonnet (exconcejal de la ciudad) saliera a la vereda para que las explicaciones fueran públicas.

Nosotros tomamos conocimiento de estos hechos esta mañana, a las 9.30″, dijo Bonnet y agregó: “Nos reunimos todo el cuerpo directivo. También tomó conocimiento el Ministerio de Educación de forma inmediata y comenzamos el procedimiento de protocolo que está previsto. Llamamos a los padres, para que vengan al Colegio y ya estaban viniendo”.

Declararon la situación de la menor, se hizo un acta de lo que se habló con los padres y se elevó al Ministerio. Ya estuvo la policía, enviada por el fiscal y nos pusimos a disposición de la Justicia para que puedan investigar la situación suscitada por este hecho”, detalló

¿Cómo le llevarán tranquilidad a los padres?, le preguntó la periodista Mayra Aguilar. A lo que un padre le agregó “El abusador sigue dando vueltas y no se suspendieron las clases”. “No hubo información oficial”, agregó una madre.

Antes de la hora de haber tomado conocimiento de los hechos, mandamos una notificación oficial a los padres”, esbozó Bonnet. “Decían que se ponían a disposición, pero no decía otra cosa”, replicó una madre.

Se le preguntó si hay cámaras en el Colegio o cuáles fueron las medidas que se tomaron, Bonnet dijo que “Se vieron las cámaras, pero La Justicia tiene que determinar si hay algún sospechoso. No tenemos identificado a nadie”.

Cuando la periodista Micaela Morra se le preguntó si siguía el dictado de clases o si se había apartado a algún personal masculino (la denuncia de la menor apuntaba a un hombre “vestido como un profesor”), Bonnet dijo “Nosotros tratamos de darle la mayor seguridad a todos los alumnos. Piense que tomamos conocimiento hace tres horas”. “En dos minutos, un niño es abusado”, replicó uno de los padres. “Ya vamos a ver cómo procedemos con la Justicia”, dijo Bonnet, e ingresó a la escuela.

La intempestiva salida de Bonnet generó disgustó y bronca en los padres.