El pasado 23 de octubre, por la noche, la Agencia de Investigación Criminal detuvo a dos menores en el norte de Rafaela. Tenían armas 9 mm y varias municiones. Aún siguen detenidos y, en las próximas horas, podrían ser trasladados a Rosario, de donde eran oriundos, por un pedido de captura que pesaba sobre ellos. Pero, la AIC sospecha que habían venido a la “Perla del Oeste” contratados como sicarios.

Los encontraron en Cerdán y Simón de Iriondo. Los chicos, de 16 y 17 años, estaban en un Peugeot 207. Portaban dos 9 mm, listas para ser usadas. También tenían una caja de cartuchos calibre 38, dos celulares y otros elementos de interés para la causa judicial. Luego de ser trasladados a la Alcaidía (que se encuentra en la Jefatura de Policía, en pleno centro rafaelino), se le dio intervención al Juzgado de menores de la Segunda Nominación de Rafaela, a cargo de la Dra. Alejandra Platini, quien dispuso la detención de los adolescentes, que luego se supo que eran rosarinos.

De acuerdo a lo informado por Rafaela Noticias, serían trasladados en las próximas horas a Rosario. Allí, están sospechados de un intento de homicidio. Todo hace suponer que son sicarios, vinculados a la banda de Los Monos. Incluso, habrían participado de balaceras tanto en esa localidad del sur provincial, como en Santa Fe ciudad.