El presidente comunal de Susana, Alejandro Ambort, confirmó que a finales del próximo mes comenzarán los viajes que unirán esa localidad con Rafaela.

Hasta 2019 un privado realizaba estos viajes. Pero en abril de ese año, se cortaron por falta de beneficios económicos.

El proyecto, que ya había sido anunciado, necesitaba de la llegada de los dineros correspondientes al Fondo de Obras Menores de años anteriores. “Recibimos los fondos hace poco más de un mes y nos pusimos a buscar una unidad. La conseguimos hace unos 20 días y concretamos el pago hace unos 10 días. Estamos esperando que se terminen los trámites de transferencia”, contó.

“Una vez que lo tengamos, nos quedarán unos 10 o 20 días más para organizar el servicio. Estamos pensando entre que mediados y fin del mes que viene podrá estar en marcha”, completó Ambort.

“La unidad tiene 19 asientos. Estamos terminando de diagramar los horarios, porque entendemos que sea lo más práctico posible. Es una necesidad imperiosa tener una comunicación permanente. Por eso queremos tener 6 viajes durante los días hábiles: tres a la mañana y tres a la tarde. La idea es que pasen por la Plaza, el Hospital y la Terminal de Ómnibus para tener algunos puntos específicos. La idea es que pase cada dos horas”, detalló.

¿Cómo se pagará? “La gente podrá pagar a través de una tarjeta, cargando un crédito sobre la misma. Queremos evitar también la movilidad del dinero en efectivo”, sentenció.

¿Cuánto costará? “Es un desafío enorme que toma la comuna y que irá evaluando el financiamiento. La idea es que sea lo más accesible posible. Hoy, un remís cuesta más de $2.000, en ida y vuelta. La idea es que el pasaje cueste $200 pesos. Esto implicaría que con 400 pesos pueda ir y volver. La idea es que la gente que lo usa todos los días tenga algún beneficio en cuanto a costos”, contestó.