Días atrás, alrededor de 50 docentes de los programas de Inclusión Educativa de la Secretaría de Educación de la Municipalidad de Rafaela, participaron del taller “Aprendiendo a repensar y educar mis emociones, en la práctica profesional”.

Dicho espacio fue especialmente pensado para el equipo teniendo en cuenta los objetivos de la tarea que los convoca y las implicancias de su rol como acompañantes de procesos educativos en el territorio.

El taller se propuso como un espacio de reflexión y acompañamiento, focalizado en el bienestar de los docentes, tutores y tutoras. Pensando el estar bien de uno como condición habilitante para estar bien con otros y acompañarlos.

El contexto de pandemia expuso particularmente a las comunidades educativas a la incertidumbre, temor y ansiedad, así como a diversas situaciones de pérdida tanto en la vida cotidiana como en la realidad educativa. Los modos de acompañar y sostener los procesos educativos también se vieron afectados y, en este sentido, es necesario que los y las docentes accedan a la construcción de estrategias, recursos y herramientas que posibiliten afrontar la situación, sostener esperanzas, habilitar la palabra y contener a niños, niñas y adolescentes en lo educativo.

Esta capacitación forma parte de una serie de estrategias vinculadas al fortalecimiento de los equipos docentes de la Secretaría de Educación en áreas como alfabetización inicial, ESI y otras temáticas emergentes.