Este viernes, en las instalaciones del DIAT, en el barrio 2 de abril, se presentó el denominado “Proyecto Seda”. En ese marco, se realizarán una serie de diversas capacitaciones que continuarán hasta este sábado.

Tiene alcance regional, cuenta con financiamiento internacional de la Unión Europea y tiene una alta articulación entre instituciones público-privadas, tales como el INTI, el INTA, la UNRaf, ACDICAR, la Comuna de Ataliva y la Municipalidad de Rafaela.

En el lanzamiento estuvieron presentes diversas autoridades como el secretario de Producción, Empleo e Innovación, Diego Peiretti; la secretaria de Desarrollo Humano, Myriam Villafañe; el coordinador de Empleo, Juan Ignacio Ruggia; Hugo Enciso, de INTI NOA; la representante del departamento de Valor Agregado y Producción Sustentable de INTI, Natalia Aníboli; el director Ejecutivo de ACDICAR, Daniel Frana; el delegado de la Regional de Educación III de Rafaela, Gerardo Cardoni y actores de INTA, UNRaf, ACDICAR y la Comuna de Ataliva.

¿Qué es Proyecto Seda?

Proyecto Seda busca contribuir a la reducción de la pobreza mediante el desarrollo sericícola con enfoque sustentable y agregado de valor local. La sericultura consiste en el cultivo de la cría del gusano de seda y luego, la elaboración de productos con esa fibra. Cabe destacar que esta actividad requiere bajos niveles de inversión y es consciente con el ambiente, ya que los gusanos de seda son sensibles a los insecticidas.

Vanesa Giailevra, representante de Oreja de Negra, expresó: “Proyecto Seda es un proyecto que presenta INTI textil. Se trata de una articulación con el programa Adelante, con los cuales obtiene un fondo de apoyo a la sericultura para la zona de Latinoamérica y el Caribe”.

“El objetivo de este proyecto es generar puestos de trabajo mediante la práctica de producción de la sericultura. Nos hemos presentado al proyecto Seda para obtener fondos de financiamiento de la Unión Europea que es una acción triangular, y hemos salido beneficiados junto con dos proyectos más de la región”; sumó Vanesa.

“Nuestro proyecto en la ciudad de Rafaela se llama Mujeres de la Seda. Está conformado por un grupo de tejedoras, bordadoras y artesanas que se van a dedicar a la devanación de los capullos de seda para la obtención del hilado, del filamento continuo de la seda y de la seda yapé. Van a buscar tener un hilado de buena calidad y, por otro lado, van a empezar a producir productos con alto valor agregado a partir de la obtención de la materia prima”; agregó.

“Lo que la seda permite es agregar un valor a los trabajos elaborados artesanalmente. El grupo está conformado por mujeres que tienen el oficio del tejido y que venían trabajando junto a la cooperativa Oreja de Negra en la comercialización de los productos. Ahora forman esta nueva unidad productiva que lo que hace es trabajar colectivamente con los otros proyectos para crear una cadena de valor local y regional sin precedencia en este territorio. Cabe destacar que la seda es una fibra que no se ha producido acá en la zona”; cerró Giailevra.

“Trabajar sobre la cadena de valor de la seda”

A su turno, el secretario de Producción, Empleo e Innovación, Diego Peiretti, expresó: “Apenas nos presentaron este proyecto de trabajar sobre la cadena de valor de la seda, desde el área de Producción estudiamos sobre el tema y definimos apoyar. Este proyecto tiene mucho de los elementos que nosotros venimos trabajando: la perspectiva de género, la oportunidad de empleo y el desarrollo de nuevas temáticas. La idea es retomar este tema. Hay términos interesantes como la sustentabilidad productiva, y a su vez, la producción y la comercialización, donde el agregado de valor nos puede llevar a elementos finales con importancia en el territorio. Estamos muy contentos y desde nuestra Secretaría apoyamos y coordinamos con el entorno institucional de la ciudad de Rafaela”.

Seguido, Natalia Aníboli, representante del departamento de Valor Agregado y Producción Sustentable de INTI Rafaela, dijo: “Estamos articulando con muchas instituciones de Rafaela y la región. ACDICAR está ayudando a formular el proyecto y ahora gestionar las presentaciones, relacionado a lo administrativo-contable. En el caso de UNRaf, también está participando en uno de los proyectos tratando de dar soluciones a las necesidades más tecnológicas que tiene como el diseño de máquinas. Y en el caso del INTI, tenemos un rol de acompañamiento, de tratar de pensar una estrategia más territorial y cómo complementar los proyectos. Se suman la comuna de Ataliva, la escuela y el SAMCo de allí y la localidad de Colonia Raquel. Todos ayudamos para llevar adelante el proyecto”.

Por último, Daiana Cardoso de la Agencia de Desarrollo Rafaela, comentó: “ACDICAR forma parte de este proyecto desde su inicio, desde el soporte técnico y jurídico. Hoy estamos trabajando en un plan de acción para que su ejecución sea óptima y puedan generarse conocimientos y capacidades, para sumar al agregado de valor”.