El Concejo Municipal de Rafaela aprobó la ampliación de la planta permanente de la administración central de la Municipalidad de Rafaela. Pero, en menor cantidad de lo que requería el oficialismo y el gremio. Serán 40 en lugar de 80 (llegando 1560 empleados). Y se bajarán los contratos en la misma cantidad (ahora serán 280). De esta forma, sólo se agregaran 20 puestos de contratados en la sumatoria final.

El tema había llegado dos veces al recinto con anterioridad, pero volvió a comisión, a la espera que llegue mayor información. Finalmente, el oficialismo le volvió a dar despacho esta semana y se aprobó. Aunque no el proyecto original, y con votación dividida.

Jorge Muriel recordó que se venía discutiendo desde hacía un tiempo: “ya en el Presupuesto se pedía sumar 100 cargos. En aquel momento, se le dieron 20. Sigue estando vigente la posibilidad de darle la estabilidad a los trabajadores que vienen desempeñando sus tareas como contratados. Entendemos que estos 80 pases a plantas permanente es una forma de darle justicia. No es la creación de nuevos puestos. Son empleados que tienen un tiempo largo como contratados”.

Leonardo Viotti “en decisiones anteriores, este Concejo decidió que los contratados vayan a planta permanente. Es decir, en la sumatoria total, la cantidad de empleados era el mismo. Entendemos y compartimos que es un derecho acceder a la planta permanente. No se discute. Pero la discusión es sobre si es el momento. Debemos contar con toda la información necesaria para decirle a la población por qué tomamos una decisión. Ahora, se nos pide el aumento directo de los empleados a planta, manteniendo el número de contratados. Por lo cual, en la sumatoria tendríamos 1600 empleados contra los 1520 de la actualidad. O sea, hay un aumento. Esta defensa, que hacen desde el Ejecutivo, no es real, porque a corto o mediano plazo, esos lugares van a ser utilizados para incorporar a una nueva persona”.

“Desde el gremio, nos dicen que se suman servicios y que, para ello, se necesitan más personal. Por eso, tomamos una posición intermedia, que busca dar posibilidades a los más de 70 personas que según el DEM están en condiciones de pasar a planta. Lo vamos a ser progresivos. Espero que utilicen estos puestos para pasar a quienes tienen más de 5 años de antigüedad, que son 29. Es una falta de respeto que haya una renovación semestral de un contrato durante 10 años″, detalló. E indicó que “hay un decreto en donde se pasó a planta a gente que tiene menos tiempo. No votaré otro aumento de planta si no se pasa a planta a esa gente”.

¿Por qué aumenta, en la sumatoria final, 20 puestos de trabajo en los contratados? “Nos dicen que llegan fondos para hacer obras y que se necesita la mano de obra, para incorporar a la gente necesaria”, justificó el joven radical.

También indicó que se pueden liberar puestos por concurso. “Entendemos que es difícil hacerlo en tiempos de pandemia. Pero hay 80 personas que subrogan cargos mayores, y lo vienen haciendo desde hace mucho tiempo”.

Aprobaron la refuncionalización de Avenida Santa Fe

Brenda Vimo fue la miembro importante: recordó que Vialidad Provincial (la ruta 70 llega hasta la Plaza, la rodea y sigue por Bv. Irigoyen) y la Municipalidad firmaron un convenio, a partir del cual se llevará a cabo esta reformulación de la avenida Santa Fe.

Se refuncionalizarán 2500 metros, desde Constitución hasta Provindenti, para disminuir la accidentología. Hay una primera etapa, con cuatro semáforos (Salta, Córdoba, Italia y Constituyentes, todos con onda verde). También se colocarán 70 carteles, 52 nomencladores y 12 preformas viales. 350 tachas y se demolerán 870 metros cuadrados de veredas y cordones, y las intervenciones en las ochavas en Suiza, Viamonte y José Ingenieros. La provincia hará un aporte de 11 millones de pesos a través de recursos propios de DPV, otros 6 millones que Vialidad cederá a terceros para que haga la obra y la Municipalidad aportará 1.4 millones.

Leonardo Viotti recordó que en el Presupuesto 2021 no estaba la obra y que, por pedido de la oposición, se incluyó una partida, aunque sea simbólica. “Nos encontramos con un problema: no se escuchó a los ciclistas o quienes están a favor de la movilidad sustentable. La ciclovía se hará en una segunda etapa. Nos dicen que los escucharán. Mi compromiso es que esto ocurra”.