La obra del acueducto Desvío Arijón-Rafaela entró en su etapa final y es por ello que comenzaron a llegar los equipamientos para la obra. Se trata de equipos de bombeo necesarios para el funcionamiento del mismo y tramos de reticulado.

Los trabajos incluyen la ampliación de la planta, cinco estaciones de rebombeo y el tendido de 130 kilómetros de conductos, con una inversión de 14 mil millones de pesos que beneficiará a casi 142.000 habitantes.

// Mirá también Llega el acueducto a Rafaela y funcionaría en el segundo trimestre de 2022

En ese marco, el secretario de Empresas y Servicios Públicos, Carlos Maina, destacó la importancia de los equipos que llegaron a los dos extremos del acueducto: “Estamos felices porque ya contamos con el equipo de bombeo que comenzará a instalarse en la planta potabilizadora de Desvío Arijón, mientras que los tramos de reticulado por donde pasará el acueducto, arribaron a 1 kilómetro al sur de la ciudad de Rafaela, sobre el bulevar Irigoyen”.

Y agregó: “Durante septiembre y octubre llegaron a la obra otros equipos, como el tanque antiariete, el tanque hidroneumático y compresores. Además de dos transformadores de media tensión (MT) de 2000 kva, 12 equipos de celdas de MT, el primero de los tres equipos de bombeo de MT de 515 kw, las cubas de plástico reforzado fibra de vidrio para cal, carbón activado y sodio en casa química y cañerías de este sector”, explicó el ingeniero Maina.

// Mira también El acueducto está en Rafaela: para Perotti, “esto es reparar daños y dar futuro”

Y adelantó que en el transcurso de este mes “esperamos los otros dos equipos de bombeo de MT, filtro prensa para el sector de barros, y actuadores de compuertas de comando a distancia, procedentes de Alemania. Además de los primeros tableros eléctricos de cada sector y CCM, los cuales están en pleno proceso de fabricación y ensayos en la planta de Mendoza”.

“Estamos a muy pocos metros de terminar la colocación de cañería de todo el acueducto y esto se debe, a la firme decisión política del gobernador Omar Perotti, de finalizar la obra y llegar con agua de calidad a Matilde, San Carlos Norte, San Carlos Centro, San Carlos Sud, Santa Clara de Buena Vista, San Mariano, Sa Pereira, Angélica, Susana y Rafaela. A este ritmo, entre marzo y abril, estaremos empezando con las primeras pruebas”.

Acueducto Desvío Arijón

La alimentación a la ciudad de Rafaela desde la planta de Desvío Arijón implicará un importante cambio en las características del agua potable de la ciudad, reduciendo niveles de salinidad y haciendo posible la incorporación al servicio en el futuro de otros sectores del ejido urbano.

En la ciudad de Rafaela el agua proveniente del acueducto se almacenará en una nueva reserva de cinco millones de litros, que se suman a la existente de 10 millones de litros.

// Mirá también Mostraron los caños del acueducto en los festejos de los 140 años de Rafaela

Actualmente, Rafaela se abastece de agua potable a través de un sistema combinado: un acueducto de 60 kilómetros proveniente de Esperanza; y agua de perforaciones locales, potabilizada mediante el proceso de desalinización denominado ósmosis inversa.

La llegada del Acueducto Desvío Arijón permite sacar de servicio la principal planta de ósmosis inversa de la ciudad, manteniendo con volúmenes reducidos el aporte del Acueducto Esperanza-Rafaela.