El jueves al mediodía, el intendente Luis Castellano mantuvo un encuentro virtual con los concejales. La información oficial como los trascendidos coincidían: no habría más restricciones ni tampoco aperturas. Todo seguiría igual durante las próximas dos semanas. Pero, en el mediodía de este sábado, se notificó que desde la medianoche de este domingo, todas las actividades (salvo las esenciales) deben cerrar a las 20.

Con esta situación como marco, el bloque de concejales de Cambiemos emitió un comunicado en donde expresaron su "total y absoluto desacuerdo" con los anuncios del Ejecutivo. Y agregan: "

"Los concejales de Cambiemos pedimos que se revea esta medida que sigue castigando a uno de los sectores más afectado desde el inicio de la cuarentena, el cual ha respondido siempre a todas las exigencias y protocolos que se le solicitaron para poder volver al trabajo y lograr sostener los puestos laborales, en muchos casos, yendo a pérdida de sus negocios", afirman y agregan que "En este sentido, fue el propio intendente quien aseguró que el mayor problema de la propagación del virus está dado por las reuniones sociales en domicilios particulares y fiestas clandestinas, y no, en los locales gastronómicos donde se cumplen todos los protocolos sanitarios".

"Observamos que las restricciones impuestas a nivel local, así como las decisiones tomadas en los 3 niveles de Gobierno, hasta ahora no han dado resultados", disparan y recuerdan que "el CCIRR ha reconocido que algunas decisiones muy negativas han puesto en una situación muy difícil al comercio local". También mencionan un relevamiento de la FEHGRA (Federación Empresaria Hotelera Gastronómica de la Rep. Argentina) sobre la gravedad del sector.

"Frente a este contexto incierto y desesperante, donde no solo estamos perdiendo la salud sino también parte del sector productivo de la ciudad, nos manifestamos en apoyo solidario con los comerciantes del rubro gastronómico, bares, restaurantes, heladerías, rotiserías y todos aquellos comercios que se verán nuevamente golpeados con estas medidas que no tiene en cuenta a la gente, sus trabajadores y generadores de empleo que son el motor que impulsa el crecimiento la ciudad", sentencian y concluyen abogando por el cumplimiento de los protocolos sanitarios.

Gallardo defiende

La secretaria de Auditoría, Evaluación y Transparencia, Cecilia Gallardo, usó sus redes sociales para atacar la oposición y defender la gestión municipal. Hasta ahora, es la única funcionaria que dio algún tipo de explicación del por qué de la medida que causó tanta polémica.

"Es lamentable el discurso de algunos concejales de la oposición que hablan desde la comodidad del 'Zoom' de su casa desconociendo totalmente la realidad que vive hoy el sector sanitario local. Que piden y reclaman informes a un sector desbordado y lo escuchan tranquilos a través de la pantalla de la computadora. Que con total irresponsabilidad arengan a algunos sectores sociales y los alientan a marchar contra medidas que tiene el único objetivo altruista de cuidar la vida y la salud de las personas. Que se manejan con la crítica constante, y que en semejante momento de emergencia en vez de sumar, restan", dijo, en relación a Leonardo Viotti.

"Yo me pregunto si ellos son los que van a estar cuando haya que decirle a un paciente que no tiene cama o no hay respirador. Lo dudo, salvo que lo hagan por "zoom" y perdón la ironía pero es la única verdad. Cuál es la razonabilidad de una medida en un contexto de pandemia? Quien define eso? O dicho de otra forma… cuándo es razonable flexibilizar las medidas y cuándo no?", añadió la funcionaria.

"Lamentablemente hoy en nuestra ciudad hay una escalada de casos covid positivos que exigen tomar una decisión, priorizando la salud y la vida. Hoy los número muestran que no es posible relajarse. Entre todos tenemos que cuidarnos y ser hoy más solidarios que nunca", concluyó Gallardo.