El intendente Luis Castellano elevó una ordenanza al Concejo Municipal en tal sentido. Si se eligen, se reducirá el Derecho de Edificación a pagar.


El Departamento Ejecutivo Municipal elevó al Concejo un proyecto de ordenanza para promover construcciones sustentables.

De estas forma, se habilita la construcción de viviendas con materiales innovadores, con tecnología certificada. Esto redundará en que, quienes elijan estos métodos, tengan un ahorro energético importante  que posibilitará beneficiar a los rafaelinos y rafaelinas en el logro de un importante ahorro energético.

Para nuestra ciudad, redundará en aumentar las estrategias públicas en el cuidado del medio ambiente y, a su vez, ayudará en la proyección de una modernización de la trama urbana y sustentable que se viene impulsando desde el Estado local a través de diferentes proyectos.

El Instituto para el Desarrollo Sustentable (IDSR) y la Secretaría de Desarrollo Urbano y Metropolitano serán los órganos competentes para determinar la viabilidad de las estrategias bioclimáticas aplicadas o proyectadas y los encargados de realizar las capacitaciones necesarias para avanzar en la implementación de acciones de construcción sustentable. En ese sentido, podrán formalizar convenios con universidades y organismos dedicados a esa materia.

Eficiencia energética

María Paz Caruso, directora del IDSR, expresó que el proyecto del Ejecutivo busca abrir el abanico a otras “alternativas de construcción, más eficientes y avaladas por los organismos correspondientes”. Esta iniciativa “posibilita a los ciudadanos y ciudadanas pensar nuevos tipos de construcción“, manifestó.

Caruso detalló que cada planificación que se presente “en Obras Privadas tendrá que contener el cálculo de índice de eficiencia energética“. Agregó que “la idea se viene trabajando desde el año pasado, junto con los miembros del Consejo Ambiental del Instituto, y es un paso importante para Rafaela integrando a la construcción con la eficiencia energética de los hogares”.

Construcción amigable

Por su parte, Diego Martino, secretario de Desarrollo Urbano y Metropolitano dijo que la iniciativa “apunta a promover un tipo de construcción más amigable con el entorno” y cada proyecto será “respaldado por una certificación nacional proporcionado por el Índice de Prestaciones Energéticas (IPE) que habilita al uso de determinados materiales”.

Martino explicó que, en el proyecto de ordenanza, se establece que el Municipio beneficiará a aquellos vecinos y vecinas que “implementen este tipo de construcción con una reducción del monto correspondiente al derecho de edificación de acuerdo a la clase de eficiencia energética que representen los materiales utilizados”.

El funcionario también comentó que “se está terminando de elaborar un nuevo reglamento de edificación” que permitirá las construcciones sustentables.




Comentarios