Ocurrió en la madrugada de este domingo. Música y luces a alto volumen. Había menores de edad. Intervino la policía.


Es el peor momento de la pandemia en la provincia de Santa Fe. Pero, en algunos lados, parecen no entenderlo, Tal cual fue el caso de Humberto Primo, en donde la policía desactivó una fiesta clandestina con más de 40 personas.

Cuando el personal de la Comisaría 7° llegó a una vivienda de San Martín al 900, vio que desde la ventana se podían ver luces de colores y se escuchaba música, a alto volumen. 

Golpearon la puerta y se encontraron con 44 personas en el interior, alguno de ellos, menores de edad. 

Seguidamente, se dio inicio a actuaciones por infracción a los artículos 205 y 239 del Código Penal, resultando imputados Pablo C., de 24 años de edad, Nahuel H.(25), Genaro S. (19), Agustín D. (26), Tomás M. 21), Ulises Z. (26), Alejandro M. (21), Germán G. (21), Jairo P. (29), Oscar B. (28), Miranda G. (19), Alexis T. (25), Camila D. (22), Nicolás F. (21), Brian Q. (21), Jesica M. (24), Diego B. (28), Misael J. (20), Sebastián G. (25), Gian Luca T. (22), Jeremías C. (20), Agustín G. (21), Juan Z. (18), Facundo E. (19), Luz A. (18), Eliana A. (28), Nicolás A. (18), Ezequiel H. (21), Julián B. (21), Natalia R. (37), Florencia B. (19), Matías J. (27).

Junto a dichas personas estaban los menores Tomás C. (16), Laura E. (17), Priscila A. (15), Yaquelin C. (17), Agostina D. (17), Mateo D. (17), Carolina O. (16), Daiana M. (17), Selene E. (17), Delfina L. (15), Ailín L. (17), y Maximiliano A., de 17 años.




Comentarios