El concejal Leonardo Viotti (UCR-Cambiemos) emitió un comunicado en donde deja sentada su mirada respecto de la aprobación de la modificación del Código Urbano, que impidió la instalación de una estación de servicio en la rotonda de la intersección de Fanti y Suipacha.

El texto original hablaba de varias calles, entre las cuales estaba Fanti. Se habilitaba en un lado solamente actividades de baja intensidad, mientras que en otro, de baja y mediana. Mientras el Ejecutivo pidió elevarla a que siempre sean mediadas, el Concejo aprobó que siempre sean bajas. 

Al tomar la palabra durante la sesión, explicó detalladamente que los cambios que se pretenden introducir en cuanto a la posibilidad de instalar servicios de baja y media complejidad podrían traer en algunos sectores de la ciudad graves dificultades en cuanto a niveles de accidentología, que ya son elevados, algo que demuestran las propias estadísticas de los últimos 3 años del Municipio. Y señaló que "necesitamos que Rafaela crezca, que crezcan sus empresas, pero cuidando la salud de la gente y el ordenamiento de la ciudad que todos queremos".

"La discusión sobre la modificación del código urbano tiene muchas aristas que deben atenderse de modo integral porque cuando hablamos de la proyección de ciudad y su reordenamiento debemos hacerlo con una mirada amplia que tenga en cuenta la ciudad que queremos a futuro y hacia donde tenemos que ir".

De este modo el concejal Viotti planteó una solución a esta inconsistencia del Código, en relación a las arterias implicadas, sin que esto signifique un incremento en los problemas viales de las mismas.

Y agregó "por esta razón propuse seguir del mismo modo que hasta ahora, permitiendo instalar servicios de baja complejidad, lo que no significa ir hacia atrás, sino mantener lo que está establecido actualmente".