Este lunes tuvo lugar la apertura de la Escuela de Negocios para PyMEs de Alimentos. Dicha escuela es un programa de capacitación gratuito impulsado desde el Ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca de la Nación y financiado por el Banco Interamericano de Desarrollo (BID). Tendrá una duración de 6 meses y beneficiará a 33 empresas, las cuales son 10 de nuestra ciudad y otras 23 de la región.

Está destinado a empresas PyMEs, productoras de alimentos con algún valor agregado, con el objetivo de fortalecer la capacidad de gestión, la administración de los recursos humanos, las estrategias relacionadas a los procesos de negociación y ventas, conocer las tendencias y aspectos globales de los agronegocios en Argentina y el mundo e incorporar herramientas y destrezas que ayuden a repensar el modelo actual de negocios.

En los ciclos anteriores participaron 826 empresas en 29 sedes de 16 provincias. Rafaela es una de las 6 sedes de esta edición 2020. Las otras son Buenos Aires, Resistencia (Chacho), Santa Rosa (La Pampa), La Rioja (La Rioja) y San Miguel de Tucumán (Tucumán). El hecho de que una de las sedes sea nuestra ciudad obedece a las gestiones conjuntas realizadas por el Gobierno de la Provincia de Santa Fe, la Municipalidad de Rafaela, el INTA y el INTI; estos últimos, integrantes de la Red CTel).

Participaron de la apertura, el intendente Luis Castellano; el ministro de Agricultura de la Nación, Luis Basterra; el secretario de Alimentos, Bioeconomía y Desarrollo Regional de la Nación, Marcelo Alós; el ministro de la Producción de la Provincia, Daniel Costamagna; el secretario de Desarrollo Territorial y Arraigo de la Provincia, Fabricio Medina; el secretario de Producción, Empelo e Innovación, Diego Peiretti; y Mauricio Menardi, integrante de la secretaría de Producción.

El ministro de Agricultura de la Nación, Luis Basterra, remarcó que “la intención es recuperar el sentido federal que tiene que tener la política en la Argentina, algo que es imprescindible si queremos desarrollar el concepto de equidad social y territorial. Viendo las empresas que están participando, veo un fuerte involucramiento de las empresas de agregación de valor de los productos lácteos, de los productos alimenticios, y esto corresponde a empresas definidas como pymes, con lo que estamos traduciendo el sentido de equidad social en cuanto al tipo y tamaño de empresas de las que estamos hablando”.

Asimismo, Basterra explicó: “Agronegocios es lo que se está proponiendo aquí estrictamente, que cada uno de los que está decidido a comprometerse con su sapiencia, con sus recursos, con su tiempo, pueda lograr encontrar aquella persona en la que pueda encontrar una necesidad y hacerlo de manera ordenada, equilibrada, desarrollar modelos en los que ganen ambas partes; y de esta forma, generar trabajo para un sistema en el que la empresa tiene rostro humano”.

“Está bueno que haya producción local, comercios de cercanía, pero también poder proyectarse hacia mayores mercados, y consecuentemente, generar más trabajo, más riqueza, distribuirla y tener una mejor calidad de vida”; enfatizó Basterra.