Además de los propuestos por el Ejecutivo, la oposición incluyó a otros seis rubros. Enterate de cuáles.


El Concejo Municipal aprobó y amplió la ordenanza elevada por el Ejecutivo Municipal para suspender el pago de tributos para contribuyentes que no pudieron desarrollar sus actividades durante la vigente emergencia sanitaria por el coronavirus en Rafaela.

Lo propuesto por el DEM ​fue aprobado unánimemente, al tiempo que la oposición (los concejales de Cambiemos más el del Frente Progresista Cívico y Social propuso incluir a restaurantes, cantinas, “fast food”, locales de venta y preparación de comida y heladerías a la exención del Derecho de Registro e Inspección para los meses de marzo, abril y mayo.

Todos los negocios no están obligados a cumplir con los pagos mínimos e importes fijos correspondientes a los meses de abril y mayo con vencimiento en mayo y junio, respectivamente. Tampoco pagarán por el uso del espacio público desde marzo hasta mayo, momento en que no pudieron abrir sus puertas. 

Al respecto, el jefe de Gabinete y Modernización, Marcos Corach, dijo que “intentamos ponernos en el lugar de quienes más sintieron el golpe que es el lugar desde donde el Municipio lo puede hacer. Desde ya que esto no significa que al Estado local le sobren los ingresos porque este es un proceso que nos afecta a todos, pero sí implica que tengamos que ponernos del lado de estos emprendimientos que no pueden trabajar desde hace dos meses. Queremos que este proyecto se trate lo antes posible para poder implementarlo inmediatamente“. De hecho, se tratará este jueves mismo.

s294509-Exención-Mínimos-y-… by Via País on Scribd

El funcionario agregó que “esto es lo que podemos hacer y todo lo que podamos seguir haciendo, lo vamos a hacer. De hecho, lo seguimos estudiando. Estamos ejerciendo y cumpliendo con el aumento de la demanda en muchos espacios en donde el Estado debe estar y donde nadie puede estar si no es el Estado”.

En diálogo con FM Galena, cuantificó lo que representa para las arcas municipales: “esto significa $1 millón de pesos” y agregó que “sobre un presupuesto de $2.500 millones no es mucho. Si uno quiere ser demagogo, dice ‘le descontamos a todos’. Pero nosotros nos propusimos ser serios. Sabiendo lo que representa hoy un millón de pesos, con la caída de la recaudación. Intentamos generar un montón de ayudas pequeñas porque es la mejor manera. Es un gesto”.




Comentarios